Y De Narváez lo hizo de nuevo... - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Y De Narváez lo hizo de nuevo...

El personaje de Roberto Peña fue elegido por el público con el 54% de los votos.

Con la elección de Francisco De Narváez (Roberto Peña) como ganador con el 54,1 por ciento de los votos, llegó a su fin Gran Cuñado, la parodia política que, a través de ShowMatch (El Trece), mantuvo en vilo a funcionarios y candidatos en las últimas elecciones legislativas. El segundo lugar fue para Néstor Kirchner (Freddy Villarreal) con el 45,9 por ciento. Mauricio Macri (Martín Bossi) quedó en tercer puesto con el 25,2. Y, cuarto, Julio Cobos (José María Listorti) con el 18,4.

Todo empezó con la llegada de cada uno de los cuatro finalistas a la puerta de la productora de la calle Olleros, siempre recibidos por Diego Korol. El primero fue Mauricio Macri, que llegó a bordo de una limusina. Después pasó al piso para saludar a Marcelo Tinelli y enumerar las razones por las cuales debería ganar. Ahí mismo vieron un tape con sus mejores momentos en la casa "más famosa".

Entonces apareció la primera sorpresa: el llamado en vivo a Mauricio Macri. "¿Es en vivo?", se escuchó la voz del jefe del gobierno porteño. Y, bromeando, le dijo a su imitador: "Si llegás a perder te llevo a comer un asado, así te queda el olor".

El segundo en aparecer fue Julio Cobos, que llegó en un tractor. "Esto fue lo que me dejó el campo", comentó. También hubo un llamado al imitado. "No sé si me va atender", generaba misterio Tinelli mientras discaba. Y, en efecto, no hubo respuesta.

El tercero fue Francisco De Narváez que llegó en un colectivo, porque —según explicó con el habitual latiguillo del político— "Yo soy un hombre común". Tinelli lo esperó con una sorpresa. "Presentamos a su hijo que nació anoche", gritó Marcelo (en alusión al nacimiento real de su hijo Antonio) mientras aparecía un bebé encarnado por Campi. Tampoco esta vez hubo suerte con el llamado al político real.

Y, por último, el ex presidente, Néstor Kirchner, que llegó en un camión repartidor del diario Clarín. Hubo llamado a la residencia de Olivos, donde informaron que Néstor estaba en el sur.

Después fue el momento para que cada uno se luciera con un musical. Mauricio bailó con Adabel Guerrero, y recibió el saludo grabado del propio Macri. Cobos bailó con Marixa Balli y, desde Mendoza, el vicepresidente le deseó que "tenga un poquitito más de suerte que la que tuve yo en Mendoza". Francisco bailó con Jessica Cirio, y escuchó el saludo del real De Narváez que incluyó indirectas hacia la derrota de Kirchner en las últimas elecciones. Finalmente, Néstor bailó con la uruguaya Eunice Castro y, a falta del saludo kirchnerista, recibió el aliento de Caruso Lombardi, técnico de Racing. Antes de la definición, un seleccionado de famosos adelantó su voto, entre ellos, Pinti eligió a De Narváez y Sofovich votó en blanco.-


TE PUEDE INTERESAR