Medio millón de personas quiere estar en el funeral de Michael Jackson - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Medio millón de personas quiere estar en el funeral de Michael Jackson

Se espera una multitudinaria ceremonia fúnebre de Michael Jackson. Ya no hay más entradas.

Centenares de miles de personas se inscribieron en el sorteo que repartirá entradas para la multitudinaria ceremonia fúnebre de Michael Jackson el martes en Los Angeles, donde las autoridades toman medidas ante la esperada gran afluencia de fanáticos.

Los organizadores del acto conmemorativo del "rey del pop", anunciaron que rifarán 17.500 entradas, 11.000 de ellas para el estadio Staples Center y las demás para seguir el evento en pantallas gigantes en el aledaño Nokia Theatre.

Al culminar la jornada del viernes, más de medio millón de personas se habían registrado en la página web para conseguir una entrada, según la firma que representa a la familia Jackson, Sunshine, Sachs & Associates.

El tiempo para inscribirse culmina este sábado.

Ante la posibilidad de que el martes el centro de Los Angeles se vea inundado de fanáticos de la estrella pop que vendió 750 millones de discos durante sus más de 40 años de carrera, las autoridades pidieron a las personas sin entradas a que sigan el acto en la transmisión en vivo por televisión.

"Si no tienen una entrada, si no tienen una credencial, no solamente no podrán entrar a estos locales, sino que no se les permitirá entrar a esta área", dijo un vocero del cuerpo de policía de Los Angeles, Earl Paysinger.

Tras las quejas de fanáticos que comenzaban a llegar desde distintas partes del mundo, los organizadores flexibilizaron las reglas y ahora quienes no residan en Estados Unidos pueden participar en el sorteo.

Sigue sin conocerse dónde será enterrado el "rey del pop", una figura que brilló en los escenarios pero tuvo una vida plagada de polémicas y excentricidades, como sus múltiples cirugías plásticas que transformaron su rostro y un juicio por abuso de menores del que salió absuelto.

Versiones de prensa indican que será enterrado en un cementerio en Los Angeles antes del evento en el estadio, pero su hermano Jermaine ha dicho que quiere que su sepulcro esté en la finca Neverland, a 150 km al noroeste de Los Angeles, donde Jackson vivió por 17 años.

Mientras sigue la planificación del acto conmemorativo, del que no se conocen mayores detalles, se perfila una batalla legal por los hijos de Jackson, luego de que su ex esposa Debbie Rowe dijo que estaba dispuesta a buscar la custodia de los dos hijos que tuvo con la estrella.

El próximo lunes está prevista una audiencia sobre la herencia del artista y el 13 de julio otra para discutir la tutela de sus tres hijos, Prince Michael de 12 años, Paris de 11 y Prince Michael II de 7, actualmente al cuidado de la abuela, Katherine Jackson.

Rowe renunció a sus derechos al divorciarse de Jackson en 1999 tras tres años de matrimonio.

"Rowe no ha estado en sus vidas. Ellos no la conocen, ella no los conoce", opinó este sábado el reverendo Jesse Jackson, amigo cercano de la familia del cantante, al afirmar que lo mejor para los niños es quedarse con sus abuelos y sus primos.

Mientras, continúa la investigación para aclarar las circunstancias del fallecimiento, que se ha centrado en el presunto abuso de medicamentos de la estrella.

Una fuente policial confirmó al diario Los Angeles Times que un fuerte sedante utilizado como anestesia general, propofol, fue encontrado en la casa de Bel-Air donde falleció Michael Jackson.

TE PUEDE INTERESAR