Amy y la pileta de vino tinto - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Amy y la pileta de vino tinto

El hotel donde se hospeda ha decidido vetarle el paso a la piscina. Temen que la artista sufra un accidente y se ahogue a causa de su frecuente estado de embriaguez.

Desde ahora Amy Winehouse no podrá hacer uso de la piscina del hotel de lujo de Santa Lucía donde reside. Según publica esta semana el diario The Sun, la dirección del establecimiento ha decidido tomar esta medida por la propia seguridad de la cantante y, probablemente, para evitarse ellos mismos un disgusto.

Al parecer, las borracheras de Winehouse son tan frecuentes que el resort teme que la cantante sufra un accidente en el agua y que, incluso, se ahogue. "Los empleados del hotel han encontrado a Amy en numerosas ocasiones desmoronada en el césped de la piscina después de haberse dado un baño", explica una fuente al rotativo, "Ella bebe con regularidad grandes cantidades de vino y ronm y nadie en su estado debería acercarse a una piscina", añade.

No es la primera vez que la conducta de la solista causa algún que otro quebradero de cabeza al hotel. Hace poco tiempo, éste tuvo que ser fumigado porque Amy fue recogiendo todos los perros abandonados con los que se encontraba. El establecimiento ha tenido que pedirle que, por favor, abandone esta costumbre.



Vía 20minutos.es

TE PUEDE INTERESAR