Crónica de una muerte anunciada - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Crónica de una muerte anunciada

Sin penas ni gloria, el viernes se despidió de la pantalla de El Trece "Bailando Kids", el certamen de baile infantil que comenzó siendo un show a todo trapo de "ShowMatch" pero que naufragó peor que el Titanic

Rodeado de denuncias por explotación infantil y con el público eligiendo a Julián Weich para pasarla bien sobre el final de la semana, el viernes pasado José María Listorti dio por finalizado -con una alegría muy fingida- "Bailando Kids".

Aunque las promos anunciaban al último programa, lo que se vio en pantalla fue más un cumplimiento de compromisos previamente pautados antes que una fiesta glamorosa.

Entre las perlitas del último programa se puede remarcar que no sólo Marcelo Tinelli no pasó ni a saludar a los chicos, sino que una de las jurados, Carmen Barbieri, estuvo ausente del último programa, siendo reemplazada por Valeria Archimó, que debe haber ido porque no tenía nada mejor que hacer.

Uno de los dilemas que se le presentó a la producción fue qué hacer con el tan prometido repechaje con el que consolaban a los niños eliminados, pero todo quedó resuelto gracias a la magia de la edición: haciendo la ronda de perdedores fuera del aire y mostrando a cada pareja durante 15 segundos, el jurado anunció cual de las parejitas volvía a tener un baile más en la última emisión.

Los ganadores fueron Candela y Pedro, dos simpáticos chicos de San Martín, provincia de Buenos Aires. Pero esto quedará sólo para los papeles. De "Bailando Kids" todos recordarán que Marcelo Tinelli lo dejó a la deriva cuando los números le comenzaron a dar la espalda y que su paso por la pantalla del Trece le significó que, provisoriamente, el conductor de "ShowMatch" pierda un día de aire, algo insólito hasta ahora.

Listorti, los sobrevivientes del jurado y Marcela Feudale y Larry de Clay (los dos únicos que le quedaron con Listorti hasta el final) agradecieron a todos, aunque en el fondo se notaba que lo único que querían era dar por finalizado lo que ser el gran blef del año. "Bailando kids" fue anunciado como el gran show del año pero terminó siendo el tropiezo de Marcelo Tinelli en el vigésimo aniversario de su estadía al aire.



Washington Zelada