Kate Moss, una adicta a los cigarrillos - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Kate Moss, una adicta a los cigarrillos

La modelo dijo que necesita 100 cigarrillos, dos botellas de champagne y otras dos de vodka para sentirse a gusto en su casa. Una adicta a los vicios.

A Kate Moss le gusta tanto fumar que pide a su asistenta que deje paquetes de tabaco en cada una de las habitaciones de su casa. La actriz necesita dos cosas fundamentales para estar a gusto: 100 cigarrillos esparcidos por las mesas de su querido hogar y dos botellas de champagne y otras dos de vodka en su nevera.

La top model Kate Moss, que actualmente mantiene una relación sentimental con el rockero del grupo The Kills Jamie Hince, adora tanto fumar que exige a su asistenta dejar paquetes de su marca favorita de tabaco, Marlboro Lights, en todas y cada una de las mesas de su casa todas las noches antes de irse a dormir.

Una fuente comenta al diario Britain Daily Express : "Kate tiene cinco mesas para tomar café esparcidas entre el salón, la cocina, el office y su cuarto, por lo que son muchos cigarros". Echando cuentas, si hay cinco mesas y cada paquete son veinte cigarros, Kate necesita 100 cigarros para poder dormir tranquila.

Además, la misma fuente añade que la modelo "también tiene una bola de tenis especial, con agujeros para los cigarrillos, que éstos sobresalgan y así los invitados puedan relajarse fumando".

La supermodelo, aparte de ser una adicta al tabaco, también es una amante de las fiestas. Por ese motivo, en su nevera nunca pueden faltar al menos dos botellas de champagne ni otras dos de vodka, porque necesita asegurarse de que sus invitados siempre estén bien atendidos y, sobre todo, se lo pasen bien.

Sin embargo, los amigos de la joven de 35 años, a pesar de ser los invitados mejor atendidos del mundo, parecen estar ciertamente preocupados por la vida tan juerguista de la modelo, que podría pasarle factura en cualquier momento. "Los cigarros están dejando huella en la cara de Kate. Ahora está aparentemente más enganchada que nunca al tabaco, y llega a fumarse hasta dos paquetes diarios", comentaba dicha fuente.

Una de las noches más salvajes de Kate fue no hace mucho en su casa de Londres, donde organizó unos cócteles y ofreció unas copas. Allí se personó la cantante Lily Allen, también conocida por sus hábitos etílicos.

Al parecer, "Kate y Lily hicieron cada una varios cócteles e iniciaron una competición entre ambas para ver cuál de las dos conseguía beber más". A las 4 de la mañana, la top ganaba a la cantante de 23 años y, por lo visto, aún está esperando el premio.


Fuente: lainformación.com

TE PUEDE INTERESAR