A vos no te va tan mal, gordito - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

A vos no te va tan mal, gordito

La imagen del Pato Cabrera recorre el mundo después de su espectacular victoria en Augusta, el torneo de golf por excelencia. Embolsó un cheque de 1.350.000 dólares y le esperan contratos más millonarios todavía.

Angel Cabrera, quien ayer conquistó el tradicional torneo Masters de golf de Augusta, el primer torneo grande de la temporada, se adueñó hoy las principales tapas de los diarios de todo el mundo. Marca, por ejemplo, tituló "Augusta habla español" y luego escribe: "Nadie contaba con él al principio de la semana pese a tener un Open de Estados Unidos en su casa". Y agregó: "Pero Angel Cabrera, concentrado al máximo, mascando un interminable chicle, apareció en la última ronda seguro, pisando fuerte en los greens y demostró que bajo esa aparente calma hay un gran jugador de golf, y ahora un maestro consagrado".

Por su título de ayer, Cabrera embolsó un cheque de 1.350.000 dólares. En 2007, cuando logró el Abierto de Estados Unidos, había cobrado 1.260.000 dólares.

La prestigiosa publicación norteamericana Sports Ilustrated puso en su web "Augusta s Angel", y en el comentario sobre lo sucedido en el final del certamen expresó lo siguiente: "El Masters entregó un campeón que nadie esperaba".
Y añadió: "Angel Cabrera se convirtió en el primer argentino en ponerse la chaqueta verde sobreviviendo a un final salvaje. El torneo se presentó como un duelo entre Tiger Woods y Phil Mickelson y terminó con un estruendoso derrumbe de Kenny Perry. Cabrera le ganó a todo eso".

En tanto The Sun, en Inglaterra, se rindió a los pies del talentoso cordobés. "El placer del Maestro Angel", puso en su portada, y luego agregó: "Cabrera aventajó a Perry y se puso la chaqueta verde en uno de los más dramáticos finales en la historia del Masters".

Incluso hasta Kenny Perry, quien tenía el torneo en una mano y se resignó a ver cómo Cabrera se ponía la chaqueta verde, elogió al golfista argentino. "Quizá nunca tenga esta oportunidad nuevamente, pero me divertí mucho al estar aquí", comentó el estadounidense, para luego hablar del campeón: "Tuve el torneo para ganarlo; lo perdí yo. Pero Angel se sostuvo; estoy muy contento por él".

Por su parte, el Pato dijo que espera que su triunfo "sirva para que crezcamos golfísticamente en la Argentina. Junto con el del Abierto de Estados Unidos 2007 este es el momento más feliz de mi vida".

"Gané porque tenía que ganar, esto es el golf, esta vez me tocó. Hay que tener la cabeza bien puesta en ese momento y estar bien. Me tocó estar bien y por suerte pude definir un buen torneo. Fue algo muy especial", cerró.

En Córdoba, claro, lo esperan para una gran fiesta. "Voy a tratar de llegar mañana", adelantó desde Estados Unidos. Y confirmó que el fin de semana estará jugando el Abierto del Centro, en su querido Villa Allende. "Es mi torneo", aseguró.

TE PUEDE INTERESAR