Por amor a la camiseta - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Por amor a la camiseta

Sebastián García es un argentino que escribe en inglés un exitoso blog sobre la celeste y blanca. Hay historias de fútbol y también de básquet. "Se enganchan personas de lugares increíbles, como Mongolia, Papua Nueva Guinea, Nepal, Islas Mauricio, Kenia, Alaska...," cuenta el autor.

Sebastián García, argentino él, es un lindo aventurero que va de aquí para allá, según lo amerite la ocasión. O sus ganas, en realidad. Pasa, sin darse cuenta, de Avellaneda a Italia, de Italia a China, de China a Brasil y de ahí, sin escalas, a su refugio actual en Villa Urquiza. Periodista de profesión, anda por la vida persiguiendo ideas originales para alimentar un blog llamado "Mundo Albiceleste", que sintetiza su pasión, la pasión de muchos, por la camiseta argentina. La de fútbol, fundamentalmente, pero también la de básquet. Ahí aparecen, en un pulido inglés, entretenidas historias tanto de Messi, Maradona como Ginóbili, entre otros. "No gano guita, pero lo hago con pasión. Esto es por amor al arte", sintetiza.

La idea nació allá por 2006, cuando el autor fue seleccionado por el sitio Soccernet (el portal de fútbol de ESPN que se produce en Inglaterra), para ser el corresponsal voluntario de la Selección en el Mundial de Alemania. Puso, casi sin darse cuenta, una dirección y ahí se encontró con "miles y miles" de amigos virtuales, todos ellos sedientos de información de la querida celeste y blanca. "¡La respuesta fue increíble! En una hora ya tenía 2 mails y en la primera semana me contactaron más de 100 personas. Hinchas de la Selección que no leen en español y se la pasaban buscando información en inglés. Me escribieron de lugares como Mongolia, Papua Nueva Guinea, Nepal, Islas Mauricio, Kenia, Alaska...," recuerda.

Cuando el seleccionado fue eliminado en el Mundial, García decidió abrir un blog que en su momento llamó "Vamos Argentina", a secas. En el camino, sumó a uno de los lectores más apasionados, un tal John, de Malasia. "Ahora el blog lo hago con él y con Roy (un libanés, que vive en Canadá y que se sumó la semana previa al partido contra Venezuela). John es fanático de la NBA también, así que la actualidad de Manu, Scola y los nuestros en la NBA más todo lo que pasa con la selección de básquet, también está en nuestro sitio", explica.

¿Historias? Miles, claro. Va una, de boca del propio García: "Hace unos días me escribió al blog un pibe de Islas Mauricio que nació en el 79. El se acuerda claramente del Mundial 86 y se enamoró de la Selección y de Maradona. Resulta que un par de años después de ese título mundial, los padres tuvieron que sentarlo y explicarle que él no era argentino. Que él vivía en otro país. Que nunca había estado en Argentina y que ese era un país que quedaba muy lejos del suyo." Otra: "Un australiano, hijo de argentinos, que se llama Lucas, ya está planeando su viaje a Buenos Aires para ver Argentina vs. Brasil en septiembre. Esta será su primera vez viendo a la Selección en Buenos Aires. Ya la vio en un amistoso que se jugó en Australia hace poco (1-0 gol de Demichelis) y también mandó su reporte y sus fotos a nuestro blog."

Escriba de ley, sin trabajo fijo, García siempre trata de darle una vuelta de rosca a lo que hace. Por ejemplo, a medida que el sitio fue creciendo le incorporó un podcast de autoria propia: "Hacemos una conferencia telefónica, grabamos la conversación y después los lectores se bajan el archivo MP3 y la escuchan cuando quieren. Es bastante nuevo esto del podcast, llevamos 3 ediciones y la respuesta fue buena. También agregamos una pequeña sala de chat que durante los partidos de la Selección se llena de gente que debate, grita los goles y ¡también sufre la altura!", bromea.

A modo de confesión, Sebastián desnuda sin pudor su nulo costado comercial. "La verdad es que no sé muy bien cómo se hace plata con esto", esboza, desde un digno romanticismo. Pero muy seguro, lanza: "Mi paga es que un tipo, desde la India o desde un rincón remoto del planeta, se levante a las 5 de la mañana para ver algo de lo que hacemos. Eso nos obliga a seguir cada día con mayor fuerza".



TE PUEDE INTERESAR