A jugar en puntitas de pie - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

A jugar en puntitas de pie

La altura de La Paz (3.600 metros) es el próximo desafío de la Selección de Maradona. ¿Hacer una adaptación de varios días o llegar sobre la hora del partido? Esa es la disyuntiva de los especialistas para afrontar un escenario que históricamente mete miedo.

La altura de La Paz tiene ése no sé qué, cuando se trata de jugar al fútbol. Es un fantasma de 3.600 metros, que intimida a los valientes y también a los otros. Ahí jugará el miércoles la Argentina de Maradona, después de la categórica goleada del sábado ante Venezuela en el Monumental.

La verdad es una y no se discute: el rendimiento de los deportistas, más allá de excepciones, disminuye en un escenario así, en el que falta el oxigeno y cuesta respirar. Ejemplos hay varios y no por casualidad la federación local insiste desde hace años con sostener su localía en un "territorio anormal", por llamarlo de alguna manera. Hubo, de hecho, presentaciones en la FIFA para que se modifique la sede, pero por el momento no prosperaron.

Los especialistas, por caso, sostienen distintas teorías para que los planteles afronten este desafío. Están quienes defienden obsesivamente la idea de lograr una adaptación paulatina, larga en realidad, que va de 15 a 25 días. Algo así, en este contexto, suena imposible por las obligaciones que tienen los jugadores en sus respectivos clubes. Pero hubo experiencias en este sentido. Una fue la que intentó José Pekerman con el seleccionado Sub 20 argentino que disputó el sudamericano en Bolivia, allá por 1995.

La mayoría de los equipos, sin embargo, adhieren a la practicidad pura: llegar al partido en cuestión prácticamente sobre la hora de inicio. Algo de esto, justamente, hará la Selección, que viajará mañana _vía charter_ a Bolivia, pero directo al llano de Santa Cruz de la Sierra, donde se quedará hasta el miércoles al mediodía para después sí enfilar hacia la tan temida altura de La Paz.

Sin Diego Milito y Ezequiel Lavezzi, ambos con molestias musculares, además de la ausencia por suspensión de Jonas Gutiérrez, el plantel contará con 23 jugadores. ¿El equipo? Maradona, se sabe, usará un 4-4-2. Y los nombres serían: Carrizo: Zanetti, Demichelis, Heinze, Papa; Maxi Rodríguez, Mascherano, Gago, Di María; Messi y Tevez.

TE PUEDE INTERESAR