Pasada la medianoche - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Pasada la medianoche

Los Piojos brindaron un show que excedió largamente las dos horas para el placer de sus fanáticos. Antes, Divididos también había hecho vibrar River, mientras que Los Cafres, Kapanga y Fidel Nadal hicieron su parte en la tercera jornada del Quilmes Rock. La crónica, acá.

Las contundentes presentaciones de Los Piojos y Divididos, ante unas 65.000 personas, dejaron en alto la presencia del rock nacional en el festival Quilmes Rock, a base de repasar lo mejor de sus repertorios, con un sonido impecable.

Para comenzar, la organización dispuso un set de ska, reggae y "cumbia pop", de la mano de Fidel Nadal, Kapanga y Los Cafres, quienes fueron recibiendo el público en el Estadio de River, que lentamente colmó el campo de juego y las tribunas en la tarde y noche del sábado.

Minutos después de las 20, tal como estaba previsto, salió "La aplanadora del rock" para volver a demostrar porqué son una de las bandas de mayor convocatoria, a pesar de que hace siete años que no editan material nuevo.

El "power trío" integrado por Ricardo Mollo, Diego Arnedo y Catriel Ciavarella dejó en claro que tampoco la noche de ayer sería el momento para presentar un nuevo material. Primero, salieron al ruedo con una pesada versión de "She s so heavy" de Los Beatles.
A partir de allí se sucedieron la larga lista de éxitos "Qué tal", "El arriero", "Woodo Child ", que pusieron calor a un público que se apreciaba mayormente "piojoso", pero seguía con ánimo a la banda.

A mitad del show, Mollo dejó de lado su rugiente guitarra y presentó como un tema nuevo dedicado a los estudiantes del Colegio secundario Ecos, muertos en un choque en las rutas de Santa Fe ocurrido hace más de dos años, una causa que tiene como abanderado a Luis Alberto Spinetta.

Para el cierre se encadenaron "Ala Delta", "El 38" y un popurrí de grandes éxitos de Sumo como "Debede": "El ojo blindado", "Estallando desde el océano", "Mejor no hablar de ciertas cosas", hizo mover a todo River.

En ese clima de agitación y ante unas 65.000 personas, Los Piojos entraron a escena, para dejar en atrás los rumores de separación luego de 20 años de trayectoria.

La banda oriunda de El Palomar comenzó su parte del recital con temas de los dos primeros como son "Arco", "Chac tu chac" y "Ay, ay, ay". Pero Andrés Ciro no se quedó con la idea de sólo hacer "grandes éxitos" transitó con soltura y buena respuesta del público los temas de sus últimos dos trabajos , "Civilización", "Un buen día", "Bicho de ciudad" y "Pacífico" "El Fantasma".

Luego llegó el momento futbolero con la pegadiza "Maradó" y una versión acústica de "Tan solo", que cantó con todo el público. Estaba claro que cada gesto de Ciro y la banda tenía una respuesta inmediata de los fanáticos. A esto se le agregó un incesante desfile de "músicos invitados" que dieron un mayor clima festivo a la velada.

Para el final se sucedieron "Como Alí", "Muévelo" y "Desde lejos no se ve" y el saludo de cierre con la certeza que esta fiesta "piojosa" se mantendrá por un rato más.

Fuente: Télam
Fotos: DyN

TE PUEDE INTERESAR