Ella es feliz - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Ella es feliz

Eva Longoria está honrada por representar a latinos en Estados Unidos. Cree que Obama mejorará las condiciones de vida y admite que aprendió de sus errores. ¿Vos qué pensás?

El movimiento de los residentes de origen latino en Estados Unidos "es ya una voz poderosa", dijo en México la actriz estadounidense de la serie televisivas "Mujeres desesperadas" Eva Longoria, hija de mexicanos.

La actriz (Texas, 1975), al asistir al XXIV Festival Internacional de Cine de Guadalajara, en el occidente de México, dijo sentirse orgullosa de ser parte del movimiento de emigrados y sostuvo que gobierno del presidente estadounidense, Barack Obama, ayudará a mejorar las condiciones de los latinos.

"Tengo la esperanza de que las condiciones para los latinos mejoren ahora con la nueva administración", declaró el sábado al presentar en el festival la película "El juego perfecto", que centrada en el único equipo de béisbol mexicano que ha ganado un campeonato mundial en Estados Unidos.

"Cuando vengo a México me siento estadounidense, cuando estoy en los Estados Unidos me siento mexicana, y mucha gente se siente así. Creo que la visita de Obama a este país (los días 16 y 17 de abril próximos) podría acercar los lazos para que eso ya no le suceda a mucha gente", comentó.

Longoria se describió como una mujer obsesiva en el trabajo y que le gustaría ser como Oprah Winfrey, la famosa presentadora televisa en Estados Unidos: "Es talentosa, trabajadora y ayuda a los latinos", dijo.

La actriz estadounidense fue la encargada de entregar el Mayahuel de Plata del XXIV Festival Internacional de Cine de Guadalajara al investigador Manuel González Casanova, fundador de la Filmoteca de la UNAM, y considerado el padre de los cine clubes en México.

Quien fue considerada por la revista "People" en el 2003 como una de las mujeres más bellas y la más sensual según la revista "Maxim" (en 2005 y 2006), afirmó: "Tienes que ser fuerte para poder sobrevivir en este negocio".

"Llegué a Hollywood hace 11 años, tuve muchos fracasos, hubo muchas películas que no logré y agradezco a Dios que haya sido así porque de haberlas obtenido las cosas serían diferentes y me gusta lo que tengo. He podido aprender de mis errores", declaró.

Eva Longoria divide su vida entre su trabajo como actriz, su familia, a lado de su esposo, el jugador de la NBA Tony Parker, y la fundación que ayuda a niños con cáncer. "Creo que una figura como yo tiene una gran responsabilidad con esta gente", afirmó.

TE PUEDE INTERESAR