Mundial 2010: escenas de alto riesgo - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Mundial 2010: escenas de alto riesgo

Los organizadores temen ser blanco de terroristas y por las dudas ya realizan simulacros de ataques. Sudáfrica, además, es uno de los países con mayor número de criminalidad en el mundo, con cincuenta homicidios diarios.

La escena, por más que sea falsa, corta la respiración del más valiente. Dos aviones de combate obligan al aparato de los terroristas a aterrizar y en tierra unidades de élite de la policía están listas para liberar a las víctimas de esta toma de rehenes. Fue ficción pura y estuvo organizada por las autoridades del Mundial Sudáfrica 2010.

¿La trama? En cuanto aterriza, el avión de los secuestradores es rodeado por hombres armados hasta los dientes y un vehículo blindado se apuesta en las cercanías, alerta ante cualquier eventualidad. Varios helicópteros sobrevuelan el lugar para impedir que los malos levanten de nuevo el vuelo.

Todo se hizo en una base militar de las afueras de Pretoria, donde las fuerzas del orden sudafricanas se entrenan esta semana para reaccionar ante cualquier riesgo que pueda afectar a la seguridad en el espacio aéreo durante la Copa del Mundo.

En una de las hipótesis, ecologistas radicales intentan captar la atención de la prensa con una toma de rehenes a bordo de un pequeño avión civil. De inmediato se pone en marcha el plan de emergencia: un equipo de negociadores intenta entrar en contacto con los terroristas. "Nos han ignorado, no hay manera de comunicarse con ellos", lamenta con convicción su jefe, Carol Cronier.

"No creo que Sudáfrica sea un blanco específico" del terrorismo, plantea el comisario Ben Groenewald, que preside el equipo de planificación de los órganos
de seguridad para el Mundial. "Pero los recientes sucesos de Pakistán nos recordaron que puede ocurrir cualquier cosa", agregó.

Sudáfrica, que posee uno de los mayores niveles de criminalidad del mundo, con cincuenta homicidios diarios, teme los ataques a mano armada y los secuestros. "Pero, por experiencia, en los grandes eventos la criminalidad disminuye debido a la gran presencia policial", asegura el comisario.

Más de 40.000 agentes de las fuerzas del orden se sumarán a los efectivos normales con motivo del Mundial, que se disputará del 11 de junio al 11 de julio de 2010.

TE PUEDE INTERESAR