Endúlzame los oídos - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Endúlzame los oídos

Un revelador estudio demuestra que tener un buen oído musical da ventajas a la hora de amar. Conocé las razones.

¿Te gusta la música? ¿Creés que es un condimento casi indispensable para un encuentro amoroso? ¿Tocás algún instrumento musical?

Si las respuestas son NO, posiblemente no seas un amante perfecto. El por qué lo dice una investigación que afirma que tener bien entrenado el oído hace a las personas más sensibles al momento de amar.

Por eso, aquellos que buscan un buen amante, al parecer, deberán elegir a aquel que no desafine o que al menos, disfrute y entienda lo que una buena melodía puede generar.

El estudio -publicado en la revista europea Neurociencias- revela que los que poseen un "buen oído" son capaces de detectar en el discurso aquellos mensajes sutiles que el otro emite. Por su parte, quienes no tienen bien desarrollada su capacidad auditiva, generalmente, pasan por alto muchos detalles de una conversación o incluso de sonidos ajenos en un encuentro íntimo.

La investigadora a cargo, Dana Estrecho de la Universidad Northwestern en Illinois, afirma que "la habilidad de un buen oyente es beneficioso en todos los ámbitos, ya sea en un aula, en una sala, o en una habitación".

Durante la prueba 30 voluntarios fueron sometidos a electrodos para medir la reacción de su cerebro. Se les pusieron auriculares y se les proyectó una película en lengua extranjera con subtítulos a fin de mantener ocupados los diversos sentidos.

Después, se les reprodujo un llanto de bebé que duró fracción de segundo mientras que la reacción cerebral de cada uno era monitoreada. Así fue como la prueba descubrió que quienes no tenían bien desarrollada su parte auditiva, nunca registraron el lloriqueo.

Posteriormente, y tras una serie de entrevistas, se llegó a comprobar que la sensibilidad emocional de quienes tenían buena escucha era ampliamente mayor de los que carecían de ella.

Sin embargo, y más allá de la investigación, no todo está en el escuchar sino más bien en el sentir. Hay quienes son sensiblemente abiertos a las melodías y no así al registro de la persona que se encuentra a su lado.

Una vez más, es imposible generalizar. Tu opinión nos interesa.

¿Te gustan las personas por su conexión con la música o el arte? ¿Coincidís en que son mejores amantes y seres más sensibles que el resto de los mortales?



TE PUEDE INTERESAR