Quiere filmar con una minicámara en el ojo - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Quiere filmar con una minicámara en el ojo

Un director canadiense planea hacerse insertar una cámara en su ojo protésico para filmar documentales y despertar conciencia sobre la vigilancia en la sociedad.

Un cineasta canadiense intentará rodar un documental con una cámara fijada en un ojo de vidrio, un intento pronosticado hace casi 40 años por la ficción, en el filme que dirigió Bertrand Tavernier "La mort en direct" ("La muerte en directo").

Rob Spence, originario de Toronto, tiene un solo ojo, a raíz de un accidente con un fusil durante su infancia. El ojo dañado le fue retirado hace tres años. Mirando la cámara insertada en su celular, el director tuvo la idea de incluir un dispositivo análogo en la prótesis de su ojo faltante y convertirlo en un aparato de "video-vigilancia humana".

Spence, fanático de la serie televisiva de los años 70 "El hombre de seis millones de dólares", intenta utilizar su condición particular para filmar a las personas sin que se den cuenta. La instalación original consistirá en una telecámara, proyectada por colonoscopía, una batería y un transmisor.

El desafío de Spence es lograr insertar todo en la prótesis del ojo. Para ese desafío obtuvo el apoyo de ingenieros especializados.

La cámara fue suministrada por la empresa californiana OmniVision INC, especializada en videocámaras en miniatura para insertar en celulares, laptop y endoscopios. El proyecto de Spence evoca el filme de Tavernier, que describe cómo un reportero televisivo tiene implantada una cámara en el ojo para grabar a una enferma terminal y emitir esas imágenes en un programa popular, "La muerte en directo".

Ese filme fue una adaptación del libro de David Compton. Tavernier tomó la historia como una interpelación a su conciencia de artista, y así se interrogaba en primera persona: "¿Hasta dónde tenemos derecho a llegar para obtener emociones?".

TE PUEDE INTERESAR