Cirugía estética vaginal - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Cirugía estética vaginal

A nivel mundial, cada vez son más las mujeres que se interesan por el cuidado de su estética genital. Conocé cuáles son las intervenciones más solicitadas.

Los especialistas que se dedican a la cirugía plástica perciben un creciente interés por la estética vaginal.

Si bien, según algunas investigaciones recientes, las mujeres que más demandan este tipo de operaciones estéticas son profesionales bailarinas streappers, definitivamente, ellas no son las únicas. También hay otras que al llegar a la madurez no se sienten conformes con su aspecto y deciden acudir al quirófano.

Los tipos de intervenciones son variados y se hacen dentro de lo que se llama cirugía cosmética genital femenina. La labioplastia es la más común y se trata de la reducción de los labios menores; se hace porque son demasiado prominentes entre los mayores o bien por ser asimétricos, siendo uno mayor que el otro.

Los médicos que las realizan afirman que las mujeres que quienes las demandan lo hacen porque se sienten infelices o avergonzadas por tener genitales "poco femeninos". Los técnicos explican que algunas mujeres debido al tamaño de sus labios menores experimentan incomodidad o dolor al practicar diferentes actividades físicas tales como caminar, hacer ciclismo e, incluso, tener relaciones sexuales. En estos casos no sólo se trataría de algo estético sino de algo que les causa molestia física.

Otras técnicas de cosmética genital son el aumento de los labios mayores y la reducción del monte de Venus. En estos casos se aplican los métodos utilizados en cirugías estéticas empleados en otras partes del cuerpo.

La vaginoplastia o rejuvenecimiento vaginal produce un refuerzo de la musculatura externa y una reducción del diámetro en esa zona. Algunas mujeres la practican por haber perdido la tónica vaginal después del parto.

La ampliación del punto G por inyección de una sustancia similar al colágeno -para aumentar su tamaño- es una de las mayores novedades en este tipo de intervenciones estéticas, aunque desconocemos sus resultados.

Pero más allá del avance de la cirugía, nada asegura que no exista un riesgo de lesión con pérdidas o limitaciones de la sensibilidad genital. Es que el tejido genital, y en especial los labios menores y el clítoris, albergan una gran cantidad de nervios y vasos sanguíneos, fundamentales para que puedan producir los mecanismos de excitación y orgasmo.

Entonces, es polémico que por motivos estéticos se ponga en riesgo su función como productores de placer. Por eso, recomendamos realizar una consulta previa a cualquier decisión con un especialista sensato, que pueda aclarar las dudas y aconsejar si realmente es necesario hacer este tipo de intervención.

¿Alguna vez pensaste en hacerte una cirugía en la zona genital por motivos estéticos? ¿Estarías dispuesta a operarte en caso de tener algún complejo?

TE PUEDE INTERESAR