Gaby Alvarez y su cambio de frente - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Gaby Alvarez y su cambio de frente

Antes de fin de mes, el RPP va a dejar la cárcel en Punta del Este. Para él, no más modelos ni largas noches de parranda. ¿Su nueva profesión? El mundo del fútbol. Como representante de jugadores o como buscador de talentos.

Gaby Alvarez marca sobre una pared destartalada los días que le quedan para recuperar la libertad después de protagonizar el polémico accidente que le costó la vida a Fernando Cicciari y Gloria Pérez del Cerro, ocurrido hace poco más de un año en Punta del Este. El relacionista público top fue condenado a dos años y medio, pero ya tiene preparada la valija para dejar, antes de fin de mes, el penal de Las Rosas, en San Carlos, "ese cementerio de gente viva", repite.

El amigo de los ricos y famosos promete un brusco cambio de frente para su vida. Chau a las lindas modelos, chau a las presentaciones fashion, chau a la noche, chau a la exposición... ¿Hola a qué, entonces? Creer o reventar: el pelado glamoroso, fiel habitué de la revista Caras, se dedicará al negocio del fútbol. Sí, como Susana Giménez. Y también tiene pensado dar sus primeros pasos en Uruguay, donde la Diva de la televisión argentina acaba de hacer una gran inversión en el Club Nacional. Curiosamente, el presidente de esa institución, Alejandro Balbi, es el abogado de Alvarez. ¿Todo queda en familia?

La pregunta importante es: ¿Gaby sabe algo de fútbol o va detrás del billete, como tantos otros oportunistas de turno? El hombre a cada rato pone sus pergaminos sobre la mesa. Dice que su papá era dirigente de San Lorenzo, bajo la conducción del actual presidente Savino; dice que discute de pelota con sus amigos empresarios futboleros (de los hermanos Cosentino a Guillote Cóppola); dice que organizó un campeonato de fútbol para presos... Y también dice, entre tantas cosas, que una vez se encontró comiendo con el Coco Basile y le pidió un consejo sobre cómo llevar adelante esta nueva profesión. El ex técnico de Boca y de la Selección, lanzó de su clásico vozarrón un lapidario: "Muy lindo, pibe, todo muy lindo, pero es mejor que en este ambiente te saques esa ropa que usas..."

"Yo soy del palo. Amo el fútbol desde pibe. Acabo de llorar por el título que se le escapó a San Lorenzo. Me crié en la Ciudad Deportiva mientras se construía el Nuevo Gasómetro... Y hasta llegué a entrenarme en las Inferiores de River. Pero me di cuenta de que tenía dos caminos: seguía fumando o me dedicaba a una vida sacrificada, de dieta, de dormir temprano...", le reconoció a Olé, en una divertida nota.

TE PUEDE INTERESAR