Templo budista construido sólo con botellas - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Templo budista construido sólo con botellas

Lo empezaron a reunir en 1984, y desde los muros, el techo, los baños e incluso los crematorios han sido construidos a partir de botellas recicladas.

Monjes tailandeses de la provincia de Sisaket, a unos 600 kilómetros al norteste de Bangkok, han usado un millón de botellas recicladas para construir un templo budista de grandes magnitudes. Se llama Wat Pa Maha Chedi Kaew y desde los muros, el techo, los baños e incluso los crematorios han sido construidos a partir de botellas recicladas.

Gracias al color verde de la Heineken y al marrón de la famosa Chang en Tailandia han creado un espacio y un efecto visual de grandes proporciones ayudando a su vez a limpiar la polución de la zona. Los tailandeses poseen un carácter difícil de igualar y son de una bondad infinita y, por lo visto, los mismos locales ayudaron a los monjes recogiendo botellas y llevándolas al templo en construcción. El templo además alberga una torre de agua y unos baños para turistas que también han sido modelados a partir de botellas de cerveza.

Lo empezaron a reunir en 1984, y según el abad Kataboonyo "cuantas más botellas consigamos más edificios montamos". Cuando empezaron el emprendimiento recibieron donaciones de envases vacíos desde distintas regiones de Tailandia y el complejo se conoció de inmediato como "El templo del millón de botellas".

La construcción no sólo es ecológica porque recicla una cantidad inmensa de material de desecho sino que además es luminosa y fácil de limpiar. El lugar es actualmente una de las mayores atracciones del sudeste asiático.

TE PUEDE INTERESAR