Futbolera y a mucha honra - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Futbolera y a mucha honra

Donna Powell, de 27 años, asumió como entrenadora de un equipo inglés de sexta división. Le pidió a sus dirigidos "mayor entrega" y rápido cortó una racha muy adversa. Aguanten las mujeres.

Donna Powell, con sus 27 años a cuestas, pasó a la historia al convertirse en la primera mujer que asume como entrenadora de un equipo de fútbol. ¿Cómo? Sí, así como se lee. La chica tuvo que asumir a la fuerza en el Fisher Athletic, de la sexta división de Inglaterra.

La entidad, ante una crisis inigualable, lanzó una original propuesta: aquel que pusiera mayor cantidad de dinero, asumiría inmediatamente las riendas del plantel. Donna, entonces, juntó 500 libras en tres semanas y el puesto fue suyo. El conjunto londinense sumaba 11 derrotas consecutivas. "A partir de ahora, basta de pelotazos", pidió de entrada, ante las burlas de sus nuevos dirigidos. ¿Una defensora del jogo bonito? ¿Música para los oídos del Flaco Menotti? Pero la muchacha enseguida dejó en claro que está dispuesta a caminar por las dos veredas de la ideología futbolera: "Metamos y a la vez corramos", fue la frase que retumbó en su charla técnica de presentación. Martin Ede, el manager, admitió que en las primeras horas tuvo que convencer a varios jugadores para que se pusieran a sus órdenes.

Powell únicamente había dirigido equipos de chicos de 11 años. Por lo tanto, los futbolistas, semi profesionales ellos, no querían saber nada. Además, el balance de 22 derrotas en 28 partidos pesaba muchísimo sobre el Fisher Athletic. El pasado miércoles, con un 2-0 en contra frente al Eastleigh, un cambio táctico de Powell propició una notable mejora en el juego del Fisher, aunque el 2-1 fue insuficiente.

Los piropos no tardaron en llegar. "La segunda parte ha sido la mejor del equipo en toda la liga", señaló el manager del Fisher Athletic.


TE PUEDE INTERESAR