Facebook: los usuarios también deciden - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Facebook: los usuarios también deciden

Ante el cambio repentino por parte de la red social en sus términos y condiciones, los usuarios se manifestaron y lograron revertir la situación. Un traspié que pone de manifiesto lo que pueden lograr las comunidades virtuales con los servicios que utilizan.

La red social más grande del mundo, que estimula a sus usuarios a unirse y compartir cosas online, vio como eso se le volvió en su propia contra, al intentar cambiar de caballo a mitad del río e intentar cambiar las condiciones y términos de uso. Pero la respuesta de los usuarios demuestra que hay un nuevo paradigma en las redes sociales: las condiciones para usar un sitio ya no se imponen, se consensúan.

La intención de arrebatándoles a los usuarios los derechos de los elementos publicados desató la polémica. Pero la reacción de la comunidad virtual fue inmediata, y se hizo escuchar con toda la furia en donde más le iba a doler a Facebook, en su propio sitio. En pocas horas, la empresa dio marcha atrás y reestableció los términos y condiciones utilizados anteriormente.

No es la primera vez, y queda claro que no será la última, en que la acción mancomunada de los usuarios logra hacer dar marcha atrás a las decisiones realizadas por empresas.

Microsoft, a fines de 2007, debió dar marcha atrás en su política antipiratería con respecto a Windows Vista. Cuando se lanzó el sistema operativo (y, como siempre, aparecieron casi al mismo tiempo millones de copias en la red), la empresa de Seattle estableció un sistema que no dejaba usar casi ninguna función del sistema operativo instalado en forma ilegal. Ante las quejas de los usuarios, debido a que era casi imposible utilizar las computadoras, Microsoft decidió suavizar su política y establecer el sistema de advertencias y notificaciones constantes para que los usuarios adquieran copias legales.

A comienzos del año pasado, Adobe lanzó una nueva versión del programa Photoshop Express, ideado para editar fotos por Internet en forma gratuita. Pero una de sus cláusulas en las condiciones de servicio establecía que la empresa podía quedarse con las fotos subidas por los usuarios. Ante la avalancha de reclamos, Adobe debió modificar las condiciones de uso.

A veces la opinión de los usuarios son más simples de demostrar: cuando no se compra un determinado producto. O cuando las quejas son tantas que una empresa decide sacar, antes de tiempo, una nueva versión de su producto. Microsoft ya lo sufrió un par de veces, con su desastroso Windows ME de 2000 y con el actual Vista, que ya tiene su sucesor (Windows 7) precalentando en el banco de los suplentes.

En el caso de Facebook, una red social que tiene millones de usuarios en todo el mundo cuya actividad es fundamental para que el sitio funcione, el llamado de atención resulta fundamental para comprender que son los propios usuarios del servicios quienes juntos también pueden tomar decisiones.

TE PUEDE INTERESAR