Tyson, de los puños a las tablas - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Tyson, de los puños a las tablas

Aquel temible boxeador, hoy en bancarrota, trata de ganarse la vida como actor. Venía de hacer dos papeles menores y ahora protagoniza su propio documental. ¿Para cuándo una de Shakespeare?

Si te viera Shakespeare, Miguelito. Vos, duro entre los duros... Aquel campeón que noqueaba sin mirar; aquel campeón que metía miedo por su mirada; aquel campeón que pasó sin escalas de la miseria a la gloria; aquel campeón que, ya de grande, volvió a la cárcel; aquel campeón que, de un día para el otro, se encontró en la bancarrota. Tyson, de él se trata, hoy anda por la vida en problemas. Ya colgó los guantes hace rato y su figura no convoca. Y como se le esfumaron los dólares que supo tener, el hombre le pelea a la necesidad desde donde puede. Supo hacer exhibiciones de dudoso gusto y hasta se imaginó en un rol de porno star. ¿Lo último? Sueña con actuar y empezó a dar los primeros pasos. Por estas horas se está proyectado un documental autobiográfico (bajo la dirección de su amigo James Toback) en el que Tyson hace de sí mismo.

El ex boxeador no trabaja, al menos en este caso, de galán de telenovela. Es la historia de su vida, siempre agitada por actos rimbombantes.

De agresiones a accidentes de tránsito. De drogas a demandas. De acoso sexual a divorcios y pruebas de paternidad. Eso y más reflejó el director James Toback, quien presentó su obra de arte en el mismísimo Festival de Cannes. "Me he drogado, he frecuentado gente poco recomendable, han querido matarme", afirmó Tyson, de 42 años. "Es sólo un milagro que aún esté vivo, Pero ahora me porto bien".

Toback ya había incluido a Tyson en dos de sus películas: "Black and White" y "When Will I Be Loved". El vínculo hizo que ideara el documental, en el que prefirió ofrecer la confesión cruda, en primera persona, del controversial deportista a la de otros testimonios. "Siempre estoy en los extremos y poco a poco me he dado cuenta de que las cosas no funcionan así en la vida", reconoció Tyson en el documental que la semana pasada se exhibió en el tradicional Festival de cine de Sundance.

Como boxeador, Tyson se convirtió el 22 de noviembre de 1986 en el campeón peso pesado más joven de la historia al propinarle KO en el segundo asalto a Trevor Berbick, en Las Vegas, conquistando así el título del Consejo Mundial de Boxeo (CMB).

La actuación resultó tan convincente que fue nombrado "Mejor Boxeador del año" por la revista "Ring Magazine". Después sumaría la versión de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) frente a James Smith en decisión unánime, después de noquear en el sexto round a Pinklon Thomas, unos meses más tarde. Y también en 1987 conquistó el reinado de la Federación Internacional de Boxeo (FIB) al superar a Tony Tucker en 15 asaltos, por decisión unánime, en Las Vegas. La larga lista de triunfos y reconocimientos incluye victorias sobre Tyrrell Biggs, Larry Holmes, Frank Bruno, Carl Williams, Michael Spinks y Tony Tubbs, además del "Boxeador del Año" del CMB en 1988.

El 11 de febrero de 1990, James Douglas noqueó a Tyson en el décimo round en Tokio, en la que fue catalogada como una de las grandes sorpresas de la historia del deporte por la poca calidad de su rival. Pero en 1991 conoció a Desiree Washington, de sólo 18 años y concursante del certamen "Miss América Negra", que lo acusó de violación dos días después al llevarla a una habitación de un hotel.

Tyson, quien nació el 30 de junio de 1966, fue encontrado culpable de todos los cargos y sentenciado por la Corte Suprema del estado de Indiana a seis años de cárcel, de los que cumplió tres. De nuevo en libertad, Tyson regresó al cuadrilátero con triunfos y también a sus andadas por el mal camino. Por aquella época recibió una acusación por abuso sexual en un club nocturno en Chicago, aunque salió absuelto por falta de pruebas y testigos.

El 9 de noviembre de 1996 Evander Holyfield lo noqueó en el undécimo round, con lo cual perdió los títulos de la AMB y CMB. Y la revancha no se pudo concretar hasta el fatídico 28 de junio, cuando Tyson resultó descalificado por la mordida más famosa de la historia del deporte, cuando le arrancó un trozo de oreja a su rival. Su último combate, el que concluyó su carrera pugilística, fue el 11 de junio de 2005, en Washington, donde fue noqueado por el irlandés Kevin McBride en seis asaltos.

TE PUEDE INTERESAR