Madrugadas de charlas y numerología - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Madrugadas de charlas y numerología

Daniel Martínez conduce su programa de radio "Buenas compañías", en donde ayuda a la gente a conocerse más a sí misma.

La madrugada es un horario muy especial. Los ruidos que llenan y alborotan de día la Ciudad se van a dormir con su gente. La oscuridad y el silencio se apoderan de las calles. Y es el momento en donde para algunos –o muchos–, la soledad pesa más. Para alivianar y acompañar esas sensaciones entremezcladas es que Daniel Martínez conduce "Buenas compañías" todos los días, de 1 a 4 de la mañana, por 1030 AM Radio Del Plata , de la mano de Rodear Producciones . Numerólogo desde hace ya más de dieciséis años, aplica todos sus conocimientos y su amplia experiencia en escuchar a sus oyentes, animándolos a que se conozcan a sí mismos, enfrenten sus miedos y los venzan, descifren cuáles son sus deseos, y conozcan cuál es su misión en esta vida, aquello que vienen a aprender.

"Las inquietudes por las que llama la gente, en su mayoría, tienen que ver con la soledad, el miedo a la libertad, el miedo a ser uno, el miedo al éxito, el miedo al fracaso, a crecer emocionalmente. Y estos temas nos abarcan a todos. La soledad no es exclusividad de los ricos o de los pobres. Por eso, el programa tiene un abanico inconmensurable de edades, formas y estilos de vida. Suelen llamar chicos de once, doce años, hasta señoras de noventa. Y yo, desde mi humilde lugar, intento ayudarlos", cuenta Martínez, quien suele recibir hasta mil doscientos llamados entre mensajes de texto, mails y comunicaciones telefónicas. Con más quince años de "Buenas compañías" y camino a los tres mil emisiones, su programa llega a todo el país y ocupa el segundo lugar en el ranking de los más escuchados en trasnoche.

Con el nombre y la fecha de nacimiento de la persona que llama Martínez ya le puede dar información sobre su pasado, su presente y aquello que vino a aprender. Tras muchos años de práctica él descubrió que " La primera etapa de la vida deja una carencia que está relacionada con el aprendizaje que cada uno vino a hacer. Vas a recibir todo lo que necesites, menos lo necesario para el aprendizaje que te tocó", explica el numerólogo, para quien los porqué no importan, sino los para qué. "La razón por la que alguien que te amaba se fue no importa, importa el para qué se fue sin darte una explicación. Pero, claro, para eso uno tiene que querer aprender de sus experiencias. Sino nos quedamos en el por qué a mí , en el nene caprichoso, que yo lo llamo, el socio del club de la lágrima eterna", cuenta Daniel, que durante toda su vida fue un escéptico hasta que a los treinta y dos años tuvo una crisis emocional, una fobia con ataques de pánico. Ahí fue cuando dejó todos sus emprendimientos inmobiliarios, gastronómicos y agropecuarios y comenzó a buscarse a sí mismo, a descubrir sus verdaderos sueños y deseos. "Y ahí fue donde se cruzó en mi vida la numerología, que es mi vocación de alma. Por eso, aunque a veces trabaje once, doce horas y se me canse el cuerpo, siempre tengo ganas de seguir, porque estoy haciendo lo que amo", explica.

Además de la radio, Daniel realiza talleres vivenciales sobre "Miedos y decisiones" por las provincias a los que concurren centenares de personas, y también da entrevistas personales: "Cuando doy entrevistas de numerología, atiendo a alguien, lo grabo en un cassette, se lo doy, y no lo veo nunca más. Porque la información que yo le doy no tiene que ver con qué le pasó ahora o si va a volver su novio o novia. No. Lo que yo le digo es: viniste a esta vida a relacionarte con el mundo de "esta" manera y a que tu alma aprenda "esto" para tu desarrollo emocional y espiritual. Entonces, ¿para qué voy a ver a la persona de nuevo?", concluye Daniel.

TE PUEDE INTERESAR