Predestinado a ser chamán - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Predestinado a ser chamán

Un accidente de auto lo dejó en coma por varios meses. Cuando finalmente –y milagrosamente– despertó, estaba parapléjico. Todo pronosticaba un futuro oscuro, hasta que Amphu, un chamán del Perú, apareció en su vida.

"Debo enseñarte todos mis conocimientos y técnicas, porque te eligieron para que seas quien a su vez enseñe y prepare a quien salvará a la humanidad de su fatal extinción en un futuro", fueron las palabras que Héctor escuchó apenas había cumplido los once.

Héctor Balcarce tuvo entre los diez y los once años una experiencia de cuasi muerte. Un accidente de auto lo dejó en coma por varios meses. Cuando finalmente –y milagrosamente– despertó, estaba parapléjico. Todo pronosticaba un futuro oscuro, hasta que Amphu, un chamán del Perú, apareció en su vida. "Debo enseñarte todos mis conocimientos y técnicas, porque te eligieron para que seas quien a su vez enseñe y prepare a quien salvará a la humanidad de su fatal extinción en un futuro", fueron las palabras que Héctor escuchó apenas había cumplido los once.

Hoy, a más de cuarenta años de aquel encuentro, y ya con todos los conocimientos y técnicas chamánicas aprendidas e internalizadas, sumado a muchas otras carreras y estudios realizados por él –es médico, licenciado en Magia Hindú, Alta Magia Blanca, Operaciones Psíquicas, etc. – Héctor decidió que era hora de contar su historia y propagar sus conocimientos a través de un libro que lleva el nombre de su querido maestro "Amphu". ¿Por qué te tomaste tanto tiempo para publicar el libro? "Porque hay tiempos, hay planes divinos que se tienen que respetar. Antes no era el momento. Hoy sí lo es. Mientras tanto, lo que hice fue preparar a más gente, transmitiéndoles todos mis conocimientos chamánicos, científicos y psíquicos".

En el libro Amphu prepara al personaje de Gabriel (ese fue el nombre ficticio que escogió Héctor) para que intente evitar lo que se avecina en el 2012, cuyos pronósticos coinciden con el calendario maya. Para eso, Amphu lo lleva a la selva y le hace conocer las propiedades curativas y expansivas de hojas, frutos y raíces, le enseña a meditar, a cargarse de energía con el sol, a vestirse de blanco y evitar el negro, a leer el aura de las personas, a neutralizar enfermedades creadas por la propia mente, y hasta lo lleva a conocer a algunos espíritus oscuros, para que ellos mismos le enseñen cómo realizan las posesiones, cómo se apoderan de las almas de las personas. "Para poder liberar a una persona, debes saber cómo trabajan estos seres", le explica Amphu. También le revela que no hay designios ni Apocalipsis divinos, que lo que está ocurriendo, simplemente, es que el hombre está cosechando lo que sembró durante tantos años.

De ahí que "Amphu", el libro que acaba de editar Editorial Planeta es mucho más que una atrapante historia. Es una puerta abierta a las enseñanzas chamánicas, los conocimientos ancestrales, ya que Héctor Balcarce transcribe muchas de las enseñanzas y conversaciones que él mantuvo con Amphu.

"Amphu era un maestro ascendido que estuvo en cuerpo y se volvió a ir", cuenta Héctor y agrega: "La primera vez que lo acompañé a una tribu del Perú en donde lo habían llamado para que sanara a un enfermo, los ancianos de esa tribu me decían que cuando ellos eran niños Amphu ya era viejo. Maestro ascendido, un atlante disfrazado, un pasa posta de algo, alguien que te prepara para algo, porque las cosas que la comunidad científica hoy está empezando a descubrir a nivel químico y de física cuántica, para él eran una estupidez ya en esa época".

¿Cómo termina –o comienza– la historia? Para aquellos que hayan elegido transitar el camino del autoconocimiento y de la búsqueda espiritual, les recomiendo que lean todo lo que "Amphu" tiene para transmitirles.

Más info:
http://hgbal.org/index.php?option=com_content&view=article&id=4&Itemid=9


TE PUEDE INTERESAR