Sadomasoquismo: placer por dolor - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Sadomasoquismo: placer por dolor

Para algunos, el punto exacto del dolor en el momento justo es el perfecto desencadenante hacia el éxtasis más deseado. Goce y sufrimiento, una relación que no siempre es contrapuesta.


Si bien los conceptos de dolor y placer podrían resultar opuestos, hay relaciones sexuales que se centran en el dominio y sometimiento y que pueden llevar al extremo más íntimo. Son experiencias que van más allá de todo límite y que, cuanto más peligrosas, más excitantes.

Estas prácticas son mucho más duras y menos frecuentes, ya que la mayoría de las personas generalmente no asocian el goce con el sufrimiento extremo. Aunque cierto es, que el universo sado es extremadamente amplio y variado.

Ya lo dijo el Marqués de Sade: la vida no es sólo una búsqueda del placer. Para él, el placer iba asociado en forma directa con el sufrir. Bien lo supo expresar al decir que "El cuerpo no es más que el instrumento para producir dolor. No existe ninguna sensación que sea más activa, más incisiva que la del padecer, ya que te hace saber que sigues vivo".

En el sadismo, sus seguidores pueden llegar a excesos tales como apagar cigarrillos en los pezones, quemar el cuerpo con velas derretidas y hacer cortes que produzcan heridas que algunas veces llegan a necesitar asistencia médica.

Y para que el sádico pueda desarrollarse como tal, siempre es necesario su contrapunto: el masoquista.

El escritor austríaco Sacher-Masoch –inspirador del término- manifestó en su obra "La Venus de las Pieles" que "para mí, el sufrimiento tiene un atractivo singular. La tiranía, la crueldad, y sobre todo, la infidelidad de una mujer bella, estimulan mis pasiones".

En este punto, las relaciones eróticas para él eran imposibles si no se encontraba en condiciones de inferioridad a través de situaciones de extrema humillación y crueldad.

BDSM es como usualmente se denomina a la serie de prácticas sexuales relacionadas entre sí y vinculadas con la sexualidad extrema o no convencional. Aquí, cada letra tiene su significado:

BD: Bondage, que es la experiencia de atar y amorzadar a la persona vestida o desnuda, con cuerdas o cadenas. Puede usarse como práctica estético-erótica.

SM: Sumisión y Dominación, es el conjunto de las prácticas sexuales centradas en relaciones de dominio de una persona sobre otra, en un contexto sexual o más genérico.

Cada vez está más claro que en materia de sexo, casi no hay límites impuestos. Cada cual, atiende su juego.


¿Qué opinás sobre la relación dolor - placer? ¿Te estimula que haya cierto grado de sufrimiento en el sexo? ¿Con quién te identificás: Sade o Sacher-Masoch?

Fuente consultada: soitu.es

TE PUEDE INTERESAR