Primeras impresiones, ¿son las que cuentan? - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Primeras impresiones, ¿son las que cuentan?

Nuestro rostro es, sin dudas, la primera carta de presentación ante el resto del mundo. Enteráte por qué, también puede revelar tus intenciones relacionadas al sexo.

Muchas veces somos prejuiciosos al momento de conocer a alguien totalmente extraño. Si aún no hubo un encuentro en vivo y en directo, vemos una foto digital y según la cara de quien nos la muestre, accedemos a encontramos o bloqueamos toda posibilidad existente.

¿Es esto justo?

A lo mejor no, quizás que la otra persona pueda ofrecer un sin fin de bondades más allá de su fisonomía. Aunque también es cierto que en un primer momento el otro "nos entra" por los ojos, y si no nos agrada en esa primera impresión, puede que nunca accedamos a conocer el resto de su personalidad.

Pero más allá de la belleza que es algo altamente subjetivo, también existen los gestos que acompañan a ese rostro y que además, podría revelar las actitudes sexuales de una persona.

Según un nuevo estudio científico hecho por expertos de las universidades escocesas de Aberdeen y St. Andrews y publicado en la revista especializada Evolution and Human Behaviour , la cara puede ofrecer pistas sobre las verdaderas intenciones a la hora de seducir al otro.

Entonces, por más fantasías que digamos acerca de nosotros mismos, son nuestros propios rasgos faciales quienes pueden traicionarnos y develar cuales son los propósitos reales de un encuentro. De esta forma, la persona que tengamos delante de nosotros sabrá si buscamos un desahogo esporádico o un amor duradero.

Esta data, también nos servirá claro, a nosotros mismos, para ir armando un croquis exhaustivo de quién es quién. Todo esto dicho con algo de humor ya que no es bueno prejuzgar a una persona a partir de una data mínima de conocimiento, por más que esto algunas veces cueste, y mucho.

La investigación fue realizada a 700 participantes heterosexuales de aproximadamente 20 años para descubrir qué criterios usaban a la hora de elegir a una pareja a simple vista. Ahí, los chicos y chicas participantes vieron fotos en las que aparecían caras de personas del sexo opuesto, y los investigadores les pidieron que juzgaran el atractivo y las actitudes sexuales en función de su fisonomía.

Posteriormente, sus juicios fueron comparados con las actitudes y comportamientos reales de las personas que aparecían en las fotos. Resultado: el 72 % de los voluntarios acertaron más del 50 % de las veces.

Las mujeres más abiertas a tener sexo en la primera cita fueron, en general, consideradas por los hombres como más atractivas. En cuanto a ellas, identificaron perfectamente a los varones que eran más proclives al sexo casual, porque eran los más masculinos y presentaban rasgos faciales tales como mandíbula cuadrada, nariz más grande y ojos más pequeños.
Otro dato a tener en cuenta es que, como dijo el co-director del estudio David Perrett, de la Universidad de St. Andrews, "la mayoría de las mujeres encuentran que los hombres de apariencia promiscua son poco atractivos para relaciones cortas o largas" y agregó que el estudio podría demostrar la importancia de las primeras impresiones en nuestra forma de evaluar a las potenciales parejas.

"Aunque si se llegara a dar un conocimiento más profundo, posiblemente cambie la forma en que se vio al otro en un primer momento", aclaró.


¿Te dejás llevar por la primera impresión? ¿Confiás en tu instinto a la hora de conocer a alguien? ¿Sos de prejuzgar o preferís conocer al otro sin hacer un juicio previo a través de la imagen?


TE PUEDE INTERESAR