Lo que viene, lo que viene - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Lo que viene, lo que viene

El Apertura está en estado aldente, con sólo dos fechas por delante. Boca tiene la mesa servida, pero no puede descuidarse porque Tigre y San Lorenzo le vienen pisando los talones. ¿Cuál es tu pronóstico?

Se vienen dos semanitas futboleras a todo trapo. ¿Que se juega mal, a veces muy mal? Cierto. ¿Que no abunda la lógica? Más cierto todavía. ¿Que los de arriba dan pocas, por no decir nulas, garantías de cara a la definición? Cierto también. Con todo eso, el Apertura que paradójicamente cierra el año, se recalienta al extremo. Quedan dos fechas y Boca manda, con valiosísimos 35 puntos después de 17 partidos jugados. En su estadística figuran: 11 triunfos, 2 empates y 6 derrotas. Algo irregular hasta en los goles: metió 30 y le metieron 19. Pero es el gran candidato, a no dudarlo, porque _pequeño detalle_ depende de sí mismo. Atrás, ya jugados, vienen Tigre y San Lorenzo, ambos a dos unidades y rezando para que un resultado sorpresivo, llámase tropezón de los de Ischia, les devuelva la ilusión de quedar a tiro de la vuelta olímpica. Todo puede suceder, claro.


Esta es la situación, de cara a la recta final:


Boca (35 puntos) : Tiene el título en sus manos. A partir de méritos propios y de gentilezas ajenas. Aún sin jugar bien, logra sacar diferencias en momentos claves. Como le pasó el domingo ante Racing, cuando Riquelme marcó el segundo gol después de un derechazo tremendo. Le espera, de entrada, una riesgosa visita a Gimnasia La Plata. Y después, en lo que puede ser un día de gloria, baja la cortina del año recibiendo a Colón. Simple y también complejo: si suma todo, afuera y adentro, gritaría campeón por vigésima tercera vez en su historia.


Tigre (33 puntos) : Aguanta hasta las últimas consecuencias, como quería su técnico Cagna. Tiene un plantel corto y no está habituado a estos menesteres de aspirar al festejo mayor. Todavía lamenta aquella derrota ante Estudiantes en La Plata, pero no baja los brazos. Por sus impecables asistencias y por sus 12 goles, Morel hace andar al equipo de un lado al otro. Es el mandamás de un club que podría estar conforme, pero... ¿Lo que viene? Bravo, bravísimo: primero Central en Rosario y después espera a Banfield en Victoria.


San Lorenzo (33 puntos) : En los papeles, es el que peor llega a esta instancia. Pasó por todos los estados en este campeonato. Fue amo y señor en el arranque, hasta que entró en un bajón del que recién salió ayer, después de completar a favor el clásico suspendido por lluvia frente a San Lorenzo. Independiente en el Nuevo Gasómetro y Argentinos Juniors en La Paternal serán sus adversarios.


Todo puede pasar en esta "Caja de Pandora" llamada fútbol.

TE PUEDE INTERESAR