Diego Maradona los motivó - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Diego Maradona los motivó

El debut de Diego Maradona como técnico de la Selección fue con un triunfo en la visita a Escocia. La actitud fue la principal arma de este equipo.

La Selección Argentina demostró actitud en Escocia y se llevó un triunfo ante el local por 1 a 0 con gol de Maxi Rodríguez en el debut estelar de Diego Armando Maradona en el banco de los suplentes. La concentración y la actitud fueron las principales armas que se vieron en un partido chato pero con pasajes de buen fútbol por parte de Argentina.

Ver la cara del 10 en el Hampden Park con el himno de fondo nos remite a las gloriosas épocas pasadas en las que Argentina logró el título más deseado. Esa simple imagen y la euforia que pone Diego a la hora de defender la celeste y blanca fueron factores fundamentales en este conjunto que mostró cambios importantes en la actitud de los jugadores. La motivación de los integrantes del plantel del seleccionado seguramente no es la misma si ven en el banco a Maradona.

Era difícil ver un equipo que muestre la idea futbolística del astro mundial. En dos días de trabajo no se puede inculcar el pensamiento táctico y estratégico de un entrenador que está haciendo sus primeros pasos. Pero con poco tiempo y con la ausencia de algunas figuras, el equipo de Maradona ya se diferencia de los demás procesos: la actitud. El equipo no resaltó por el buen juego colectivo pero sí por la ganas, y sólo le bastó con pasajes de buen fútbol para batir a una débil Escocia.

Mascherano y Gago fueron de lo mejor del equipo. Hace ya un tiempo que la dupla de volantes defensivos se están entendiendo a la perfección. Forman un paredón difícil de atravesar para los rivales y cuentan con buen pie para romper a la defensa contraria. El equipo anduvo en general bien. Papa tuvo un debut aceptable, volvió la Fiera Rodríguez con un gol, la dupla de centrales no desentonó, Zanetti y Jonás se proyectaron cuando pudieron. Tevez y Lavezzi quizás fueron los que no se encontraron con el equipo y crearon poco peligro en el área rival. Al igual que Carrizo que, más allá de tener una buena tarea, dudó en algunas pelotas aéreas.

Arrancó el proceso comandado por el mejor futbolista de todos los tiempos. Los argentinos esperamos que tenga un final feliz y esté a la altura de las circunstancias en el próximo Mundial en Sudáfrica. El comienzo de esta historia fue bueno, esperemos que el final sea mejor.

TE PUEDE INTERESAR