Creamfields 08: así fue - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Creamfields 08: así fue

Con los shows de Erick Morillo, Simian Mobile Disco, Boys Noize y Hernán Cattáneo, y otros 80 artistas, la fiesta electrónica más grande convocó a 50 mil personas e hizo que el Autódromo se transformara en un Tecnódromo.

Por octava vez consecutiva, y por segunda en el Autodromo de la ciudad de Buenos Aires, Creamfields deleitó en Buenos Aires a sus espectadores con artistas de la talla de Erick Morillo, UNKLE, Gorillaz Soundsystem, Deadmau5, David Guetta y Hernán Cattaneo, entre muchas otras bandas y DJs.

Esta vez las carpas fueron la inamovible Cream Arena que mezcló estilos progressive con Hernán Cattaneo y Steve Lawrer como máximos animadores; la Arena 1 que mostró un deslucido show de Gorillaz Soundsystem; la Arena 2 en la que predominó el tecno duro con Romina Cohn y Carl Craig; la carpa alternativa de Arena 3 en la que Crystal Castles tuvo que lidiar con problemas de sonido; y la Arena 4 que cerró Gui Boratto con su estilo minimal; y un Main Stage con shows de Deadmau5 y Simian Mobile Disco.

Nada pudo evitar que la gente que llegó a partir de las tres de la tarde dejara de bailar en un festival que estuvo mejor organizado que en ediciones anteriores, pero que contó con menos convocatoria que el año pasado. Este fin de semana, fueron "solamente" 50 mil personas.

Con Simian Mobile Disco, Crystal Castles, 808 State y Boys Noize a la cabeza, Creamfields fue una ventana a la tendencia live que en el panorama internacional comandan Justice y Hot Chip. En ese sentido, la presentación de Bajofondo (con Gustavo Santaolalla en el bajo y un inspiradísimo Luciano Supervielle en teclados, scratching y rapeos) le dio un elemento sanguíneo al Main Stage, que incluso contó con la participación de Gustavo Cerati en el tema "El Mareo".

La Cream Arena , carpa en la que religiosamente abre como headliner el nacional Hernán Cattáneo, lo tuvo en la cabina desde las nueve de la noche y hasta las once, cuando se oyó el célebre aliento "Olé Olé Olé, Hernán Hernán". Mientras tanto, Deadmau5 hacía vibrar el Main Stage con su máscara de ratón, esta vez negra y roja, y su éxito "Not Exactly".

A las 2 de la madrugada, ya en la cumbre de esta fiesta, el francés David Guetta, muy esperado por el publico, brindó un set efectista y cerró con su himno "The World is Mine". Erick Morillo musicalizaba el Main Stage dando un DJ show, y en medio de la electrónica sorprendió: "¡Cumbia! ¿Dónde esta mi gente latina?", y dio rienda suelta al hit Heater de Samim, un track exitoso en Europa.

A las seis de la mañana, con el cielo ya soleado, la música sólo seguía en la carpa VIP, y la octava edición de Creamfields Buenos Aires llegaba a su fin.

TE PUEDE INTERESAR