Flor de fiesta - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Flor de fiesta

No pierde nunca la alegría, y aunque muchos la critiquen y digan que viene de un fracaso tras otro, Florencia Peña siempre tiene motivos para estar feliz.

Esta vez visitó a Susana con el pretexto de hablar del nacimiento de su segundo hijo, pero cómo el gurrumín se quedó en casa, la actriz sacó de nuevo su repertorio de humor stand up y enloqueció a Susana Giménez con sus respuestas ambiguas.

"Estás divina", gritó Susana cuando la vio ingresar a su living, y tan equivocada no estaba, ya que no había ni rastros de que Florencia haya tenido un purrete hace poco más de 30 días. Con un elegante vestidito de colores cálidos y un bronceado que mataría de la envidia al mismísimo Mariano Cross, Florencia arrancó con su repertorio de humor auto referencial.

En vez de contarle a Susana el "momento mágico" por traer un chico al mundo, la actriz prefirió despacharse contra los que la iban a saludar, que en vez de preguntarle cómo estaba se iban a comer de un catering que su marido puso en la sala de espera. Y hablando de su marido, Mariano Otero, no tardó mucho en unirse a su esposa en el living por obra y magia de la insistencia de Susana.

Todos felices, todos contentos, los dos comenzaron a jugar al juego de las diferencias. Cuando "Su" les preguntó si querían más hijitos, ella contestó que quiere buscar a la nena, aunque tiene miedo de que le salga otro varoncito. En cambio él confesó que quiere 20 hijos más. "Si quiere 20 chicos que los críe él –se despachó Peña- que después de grandes me los presente y si pegamos onda vamos a vivir todos juntos".

Motivo de felicidad no le faltan a Florencia Peña: el que se agrande la familia no es para nada poca cosa. Pero a pesar de que la puesta de "Chicago" (la comedia musical que iba a protagonizar el año que viene) quedó postergada hasta 2010 y que sus últimos productos en pantalla no tuvieron buenos resultados ( Quién recuerda el efímero "Una de dos" que protagonizó a principio de 2008 junto a Pipo Luque y Fabián Vena?), Florencia jamás pierde la alegría. Impostada o no, cada vez que alguien la entrevista es un plato verla contestar.

TE PUEDE INTERESAR