Amores que se frustran - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Amores que se frustran

La mayoría de las personas vive en busca del amor. Algunos lo encuentran y disfrutan mientras que otros lo inhabilitan e inconscientemente lo frustran. Por qué boicoteamos la felicidad? Por Analía Sánchez

Hay muchas razones por las que un amor puede verse frustrado, pero una de las principales, es la propia neurosis de uno de los dos protagonistas que en un momento de la relación, comienza a tener actitudes de todo tipo que tarde o temprano llevarán a la "ruina" a la pareja en cuestión.

Otros en cambio, se acercan -alejan- de forma ambigua y/o contradictoria: es una especie de "sí quiero, pero no sé", que se repite desde el momento previo al comienzo, llevando lo que podría ser el inicio de algo fluido, al plano de lo confuso.

"Con la última chica que salí la cosa comenzó difícil, aparentemente había onda de ambas partes pero ella nunca se pudo relajar. Era totalmente "quemante" para mí porque nos veíamos, estaba todo bien y al otro día era empezar desde cero. Que sí, que no sé... Obvio que renuncié a los tres meses, no es sano tener este tipo de vínculos", cuenta Javier, de 32 años.

Pero por qué hay personas que no se permiten vivir un amor sin enrosques? Será que pasa cuando el amor no es verdadero? Y, cómo podrá serlo, si ni siquiera le damos la posibilidad?

Hay quienes, inconscientemente, boicotean sus propios deseos y llegan incluso a creer que no tienen interés en el otro, cuando lo que realmente existe es un miedo al compromiso o a afrontar un tipo de relación que los exponga. Nadie les cierra completamente.

Sentirse atraídos por alguien del mismo sexo también puede frustrar un posible amor.
Hay una generación de personas homosexuales que debido a las presiones sociales nunca pudieron afrontar y aceptar su condición. Ni siquiera se lo permiten disfrutar, por lo que llevan una doble vida o viven tapados, fingiendo algo que no es, y que muchas veces termina por alejar a la persona que tienen a su lado.

Sin embargo, el no animarse lo padecen personas de cualquier condición sexual y edad que, por miedos e inseguridades, están imposibilitados a dar un poco más en las relaciones de pareja.

Ver qué hay más allá de lo conocido y hacerse cargo de que ellos también pueden ser felices, es una buena opción. Claro que para ellos, será necesario reconocer el conflicto y atravesarlo, cosa que no siempre es fácil.

Alguna vez cortaste una relación por presiones externas? Te cuesta no boicotear una pareja? Qué motivos no te permiten vivir el amor a pleno?

TE PUEDE INTERESAR