La versión femenina de Reinaldo - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

La versión femenina de Reinaldo

Quién es Jessica? A los 30 añoss se acaba de casar con un tal Alfonso, un vejete de 83 años y ya dejaron el testimonio de "su amor" frente a las cámaras de Crónica TV y fueron a pasar la Luna de miel a Mañanas informales.

Bienvenida Jessica al universo de los mediáticos. " Quién es?", se debe estar usted preguntando. Esta chica, que acusa tener sobre sus espaldas 30 abriles se acaba de casar con un tal Alfonso, un vejete de 83 años. Los dos entraron al registro civil abrazados y felices, pero antes, por supuesto, dejaron el testimonio de "su amor" frente a las cámaras de Crónica TV y fueron a pasar la Luna de miel a Mañanas informales.

Venida de la escuela de Reinaldo (el viudo gay que el año pasado contrajo matrimonio con la famosa Adelfa), esta chica que parece un clon en descomposición de Carla Peterson tuvo este fin de semana su gran salto a la fama cuando dijo el "si" frente al juez de paz para pasar a ser la flamante señora del abuelo de 83 años.

"Yo fui reina de la Policía Federal así que estoy acostumbrada a ser el centro de la atención", afirmó la novia ante el asombro del cronista, que intentaba buscar una explicación más o menos coherente (que no sea el dinero) para que esta insólita pareja contraiga matrimonio. Porque hay que admitir una cosa, si hay algo que salta a la vista es que los dos no tienen nada, pero absolutamente nada que ver entre si. Ella, con un tatuaje que le tapa toda la teta izquierda parece comerse el mundo con el riesgo de romperse el cuello si llegara a caer de su ego. El, en cambio, parece un gaucho sencillo, un morocho con la cara arrugada que sería el sueño de cualquier niño huérfano de abuelo. Pero vaya uno a saber cómo –o mejor dicho por qué- pero los dos ahora son marido y mujer.

A favor de esta nueva pareja que los medios tarde o temprano adoptaran es que por lo menos en público se demuestran más amor que en su momento simulaba tener Cecilia Bolocco por Carlos Menem: el piquito que se dieron Jessica y Alfonso ante los medios de comunicación tuvo mucha más saliva y duró más tiempo que los que le daba la ex miss universo chilena al septuagenario ex presidente.

Sólo queda esperar que el pobre Alfonso tenga más suerte que Adelfa, y que por lo menos pueda disfrutar del sagrado sacramento del matrimonio un poco más (recordemos que Adelfa sucumbió antes del mes de casada). Y que Jessica, que con su tatuaje, su desparpajo y su antecedente como "Reina de la policía Federal" siga transitando este medio sin pasar la vergüenza suficiente como para quedar en la galería de los personajes más bizarros de nuestra televisión.

TE PUEDE INTERESAR