Para jugar sin límites - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Para jugar sin límites

Probamos la Playstation portátil, de Sony que desmebarcó oficialmente en Argentina. La consola permite llevar la diversión a todos lados, sin necesidad de una tele cerca.

Poner las manos sobre una Playstation Portátil (PSP, por PlayStation Portable) es trasladarse a un nuevo mundo, del cual ya será difícil volver. Después de unos años de haber sido lanzada, por fin llegó en forma oficial a la Argentina.

Se trata, como su nombre lo indica, de la versión portátil de la consola Playstation de Sony, pero es bastante más que sólo eso. La empresa japonesa decidió no sólo dejar que los fanáticos puedan llevar sus juegos a todos lados, sino que además el equipo es capaz de reproducir música digital, mostrar fotos y también videos. Ah, y también se conecta a Internet vía Wi-Fi. Eso sí, hace una tarea por vez.

Vayamos por partes. A la hora de jugar, no hay discusión posible. Es, por lejos, el mejor entretenimiento que se puede tener encima para un viaje o en unas vacaciones. El equipo probado vino con el juego La Guerra de las Galaxias II versión Lego, un entretenimiento ideal para los fanáticos de la saga. En la PSP se disfruta con lujo de detalles, por la velocidad característica de la consola a la hora de jugar, un sonido que se disfruta más con auriculares (no por nada es portátil) y una pantalla que parece pequeña hasta que se empieza a jugar. Ahí es donde saca a relucir su potencial. Tiene un buen ángulo de visión (se puede ver desde cualquier lado), pantalla LCD y 4,3 pulgadas.

En cuanto a la música, el sonido está bien (de nuevo, con auriculares mejor), aunque no ofrece muchas ventajas a la hora de organizar y reproducir las canciones. No es su función principal. Lo mismo sucede con las fotos y los videos. Incluso el tema de como pasar todos estos archivos es algo distinto a otros equipos: primero se debe poner la tarjeta de memoria (Memory Stick PRO Duo) y sincronizar con la PC. Allí, en la nueva unidad de disco que aparece a continuación, hay que crear las carpetas MUSIC, PICTURES (fotos) y VIDEO. Luego es sólo cuestión de copiar y pegar los archivos en las carpetas respectivas.

Los controles están bien distribuidos, y no terminan dañando el pulgar como otros gamepads después de un largo rato jugando. Todos los botones responden sin problemas. Como sorpresa trae dos gatillos superiores, en las esquinas superiores del equipo, que también sirven para cambiar de canción o de foto cuando se están reproduciendo. Trae incluso un botón que simula el joystick, con apariencia de botón, pegado al equipo y con movimiento de 360 grados. No es lo más preciso del mundo, pero es un buen complemento a los botones de dirección.

La batería tiene su aguante, pero conviene llevar el cargador en caso de un viaje largo. Dura más si sólo se utiliza lo multimedia, pero más o menos unas 3 o 4 horas de juego. Lo bueno es que cada vez hay más juegos diseñados especialmente para este modelo, en formato Universal Media Disc (disco universal de medios o UMD), un pequeño disco creado especialmente por Sony. En contra, tanto en algunas transiciones o cuando carga, tarda sus buenos segundos.

En cuanto a la conexión por Internet, si bien es una buena alternativa, el problema principal radica en la introducción de caracteres, que se debe hacer a través de un teclado virtual, pero con un sistema parecido al de los teléfonos.

Conclusión: una gran novedad ideal para los fanáticos de los juegos y de tener todo lo distinto que sale a la venta en materia de tecnología. No suple a un reproductor de música, pero es una buena opción para llevar encima fotos y videos.

Precio: $ 1.199/>
El precio de los juegos oscila entre $ 99 y $299

TE PUEDE INTERESAR