¡Pobre Homero! - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

¡Pobre Homero!

Investigadores del Wellesley College en Massachussets demostraron que el consumo del alcohol provoca una mayor reducción d el volumen cerebral.

Si bien muchos estudios demostraron que el consumo moderado de alcohol puede ser bueno para el corazón, otro estudio acaba de corroborar que no es bueno para el cerebro. Investigadores dirigidos por Carol Ann Paul, del Wellesley College en Massachussets realizaron varios estudios que indican que los abstemios longevos tienen una menor pérdida de volumen cerebral a medida que pasan los años, mientras que los ex bebedores, los consumidores moderados de alcohol y los que tomaban grandes cantidades de bebidas alcohólicas experimentan más reducción cerebral progresiva, según escribió el equipo en la revista Archives of Neurology.

La tendencia era más pronunciada en las mujeres que en los hombres. Esto podría deberse a la mayor sensibilidad femenina a los efectos del alcohol y a su menor tamaño en promedio comparado con los varones, indicaron los investigadores.

"Se sabe que las personas que consumen mucho alcohol tienen un deterioro en el volumen cerebral. Lo que estábamos buscando era un efecto protector en las personas que bebían entre una y siete copas por semana", dijo Paul durante una entrevista telefónica. "Mi expectativa era que el alcohol fuese protector. Y no resultó ser así", agregó el director del estudio, de la Escuela de Salud Pública de la Boston University.

Los resultados se basaron en datos de 1.839 estadounidenses adultos de entre 33 y 88 años que informaron sobre su consumo de alcohol y se sometieron a resonancias magnéticas para revisar su volumen cerebral.

Comparadas con las que se abstenían de consumir alcohol, las personas que más bebían (más de 14 veces por semana), tenían el cerebro un 1 por ciento más pequeño, reveló el equipo. En general, el volumen cerebral disminuye con la edad a una tasa estimada del 2 por ciento por década, indicaron los expertos.

La ingesta moderada de alcohol demostró en muchos estudios tener beneficios cardíacos, pero beber demasiado puede provocar daños graves a la salud en general, como deteriorar el hígado, el cerebro y otros órganos y aumentar el riesgo de desarrollar algunos tipos de cáncer.

TE PUEDE INTERESAR