Computadora que me hiciste mal... - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Computadora que me hiciste mal...

Adoptar una mala postura al usar la PC o una notebook acarrea dolencias musculares muy molestas. Consejos para evitarlas.

A pesar de que hace tiempo que se habla de cómo debería ser la posición correcta al utilizar una computadora, las consultas por las molestias ocasionadas debido a esto siguen apareciendo. Como el uso de la computadora es algo cada vez más extendido en casi todos los trabajos, los dolores que los acompañan suelen también seguir apareciendo, pero las personas desarrollan trastornos musculoesqueléticos y dolor muscular se debe en gran parte a la combinación de factores de riesgos individuales, como la edad, el sexo y la genética, y su actividad física en el hogar y en el lugar de trabajo.

Los dolores o molestias más habituales por el uso de la computadora son los siguientes:

Fatiga visual. A partir de la irrupción y la adopción de monitores LCD (con una tecnología que afecta mucho menos a la vista que los CRT o tubo de rayos catódicos), disminuyó bastante, aunque sigue apareciendo en aquellos que pasan más horas de las recomendadas delante de la computadora. Las consecuencias de la fatiga visual son dolores de cabeza, visión borrosa e irritación de ojos. Lo que se aconseja es parar cada determinados períodos de tiempo, ir a dar una vuelta o mirar a cualquier otro lado.

Dolor de cuello y hombros. Son los dolores más habituales, relacionados con la mala posición ante la PC. El sentarse ante una computadora puede traducirse en una curvatura anormal del cuello, lo cual puede llegar a causar dolores de cabeza. La elección de un asiento adecuado también puede ayudar a prevenir traumatismos.


Síndrome de túnel carpiano. El túnel carpiano se encuentra en la muñeca y está formado por huesos, ligamentos y tendones que protegen al nervio mediano de la mano, que es el encargado de transmitir las sensaciones que se tienen en los dedos pulgar, índice, mediano y anular. El uso del mouse (todavía insustituible) provoca una dolencia en ese lugar en quienes usan computadoras. La muñeca se extiende para moverlo repetidamente, los tendones se inflaman creando una presión en el nervio, lo que genera dolor en los dedos, lo que además puede volverse crónico. Algunos síntomas del STC son: dolores en la muñeca y los dedos, calambres, debilidad y pérdida de destreza en dedos de las manos y el antebrazo. Igualmente, se recomienda no apoyar la muñeca sobre la mesa al usar el mouse, así como tomar descansos. También conviene levantar el teclado para evitar que los tendones de los dedos que se conectan con los de los hombros no se inflamen.
Incluso se recomienda no teclear con demasiada fuerza, porque eso provoca un cansancio en muñecas y manos.

Dolor de codo. Se trata de un dolor no tan habitual, pero que también suele aparecer, es la epicondilitis, una inflamación de las inserciones musculares en el epicóndilo del codo. Es una variedad de tendinitis. Puede provenir del acostumbrado mal uso del mouse. También suele deberse a malas posturas delante de la computadora, además de estar demasiado tiempo delante de ella. Otra opción es cambiar los muebles para adaptarlos a la posición indicada.

Dolor de espalda. Si, como ocurre en muchos negocios, el monitor está debajo de una mesa o a un costado, eso crea estrés en los músculos del cuello y las vértebras por el constante esfuerzo realizado, lo que deviene en contracciones musculares y artritis. Las vértebras dorsales también se ven perjudicadas, porque atacan los músculos romboides que se ubican entre la columna y los omoplatos. Son dolores punzantes que atraviesan la espalda hacia adelante y pueden ser confundidos con problemas pulmonares o cardíacos, y obligan a la persona a adoptar una postura encorvada.

La postura correcta para estar delante de una computadora (algo que se dice pero que pocas veces se cumple), implicaría sentarse derecho y mantener la espalda recta; colocar el monitor de manera que su centro quede 15 grados por debajo del horizonte visua; apoyar los pies firmemente en el suelo y que tanto las rodillas como los codos logren formar un ángulo de 90 grados.

El mueble donde está la computadora debe estar especialmente preparado para respetar esta posición del monitor, así como el escritorio debe tener espacio suficiente para colocar los brazos y las manos. Si no se tiene un mueble, al menos habría que tratar de conseguir una "tabla ergonómica", una tabla que se adhiere a un escritorio y soporta el antebrazo, algo que podría aliviar el dolor y los trastornos de las partes superiores del cuerpo.

Por suerte, hay cada vez más modelos de teclados y mouse con diseño ergonómico, pensados para que la posición de las manos y los brazos sea algo mucho más cómodo. Estos modelos se adaptan con mayor facilidad a la forma de la mano e intentan evitar movimientos que provocan los dolores.

También es recomendable hacer algunos ejercicios simples en los momentos libres, como algunos movimientos con las manos, por lo menos cada dos horas de trabajo continuo en la computadora, para destensar los músculos. Otros ejercicios son girar el torso o rotar el cuello.

TE PUEDE INTERESAR