Un calendario que no es para cualquiera - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Un calendario que no es para cualquiera

Ya salió a la venta el "calendario popona de perro" 2009. Por 41 pesos uno puede hacerle un "obsequio" a quien se lo merece

Sí, ¡cómo no! Si salieron al mercado calendarios de perros divididos por razas para los amantes de los canes, calendarios de felinos para los consumidores de gatos -con dos y cuatro patas- de aviones para los fanáticos de la aviación, de bomberos para apagar o "avivar" los incendios, y de todos los tópicos que te puedas imaginar, ¿por qué no iban a hacer un calendario de excrementos?

Ante la pregunta de a quién se le puede regalar un calendario así, la respuesta es muy sencilla. A la gente que a uno le remite ese regalito marrón. Muchos jefes probablemente encabezarían el primer puesto. Podrían secundarlos los novios o novias infieles, las personas alcahuetas, chupa medias, las mentirosas, interesadas, las falsas, las cobardes... la lista puede ser muy extensa.

A cada uno ya se le habrán cruzado por la cabeza algunas caras, y hasta se habrá imaginado mentalmente el momento en que alguno de ellos recibe en un sobre anónimo el regalito. ¿El precio? 41 pesos. A lo mejor, si varios coinciden en una misma persona, pueden hacer hasta una colecta general, por ejemplo, por ejemplo, en los trabajos, y los gastos por el "obsequio" van a ser ínfimos. ¿No es mala idea no?

TE PUEDE INTERESAR