El adiós a una leyenda - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

El adiós a una leyenda

Se fue uno de los actores más admirados y prolíficos de la historia del cine. Paul Newman tenía 83 años y padecía un cáncer pulmonar. Le decimos adiós a un grande.

Se fue uno de los actores más admirados y prolíficos de la historia del cine. Paul Newman tenía 83 años y padecía un cáncer pulmonar en cuyo diagnóstico le habían pronosticado algunas semanas de vida. Por esta razón él había pedido abandonar la clínica donde era tratado para volver a su hogar y compartir los últimos momentos con su familia.

Admirado por sus pares y con una trayectoria que abarca varias décadas y más de 60 películas; Paul fue un singular personaje de carácter tímido y de cierta introspección que lo mantuvo alejado muchas veces de grandes escándalos y sobreexposición mediática.

Fue un gran aficionado al automovilismo, su otra gran pasión, que lo llevó a correr profesionalmente hasta los 70 años. Convirtiéndose así en el piloto más longevo de un equipo de alta competencia.

También se destacó por su compromiso social. Su reconocida línea de alimentos "Newman s Own" (principalmente productos de aderezos para ensaladas) fue uno de los proyectos que inició para donar los beneficios económicos a obras de caridad. Además fue representante de la ONU y fundador de la Scott Newman Fundation. Una organización que creó a partir del fallecimiento de su hijo y se ocupaba de la prevención y concientización del uso de drogas.

Tenía 5 hijos y su último deseo era que sus cenizas fueran esparcidas en un lago.

Grandes escenas quedarán en la memoria de todos y vivirán por siempre en su cine, de un Hollywood que brilló por su talento y calidez.

TE PUEDE INTERESAR