Bien en la vida, mal en la cama, ¿El mal sexo mata al amor? - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Bien en la vida, mal en la cama, ¿El mal sexo mata al amor?

Si los dos no conectan sexualmente, si hicieron todo lo posible para que resulte, pero no, ¿es este el fin de la relación o el amor todo lo puede? Por Analía Sánchez



Amor y sexo, si van de la mano es genial pero en caso contrario lo más probable es que comiencen los problemas.

"Yo siento que lo amo, pero sexualmente no me mueve un pelo. No sé, el sexo es torpe, aburrido, incluso anoche llegué a escuchar lo que hablaba la gente en la calle mientras lo hacíamos. Siempre fue igual pero antes me importaba más todo lo bueno de la relación pero en verdad no sé si es lo que quiero para mi vida", cuenta angustiada Patricia, en una terapia grupal.

Entonces, vayamos a la experiencia "bien en el amor, mal en el sexo", y todo con la misma persona claro. ¿Es esto posible? ¿Tener problemas de alcoba tarde o temprano hará que la relación toda se vaya a pique?

"Una pareja afronta ciertas crisis y esta es, sin dudas, una de las más frecuentes –explica la sexóloga Claudia Iriarte–. La sexualidad entre dos personas que se aman puede fortalecer ese vínculo o todo lo contrario, debilitarlo cuando existe una falta de comunicación y comprensión en este aspecto".

Si hay amor, lo importante es hablar desde lo más íntimo para ver si es posible solucionar este problema. Aunque cierto es que la química entre dos no se inventa, existe o no, y es muy posible que si no la hay, los problemas de cama salgan del cuarto para instalarse en la vida cotidiana

"Cuando una pareja ya consultó a un terapeuta y el problema pasa por la incompatibilidad sexual, es muy difícil llegar a un entendimiento desde la palabra", concluye la especialista.

Para algunas mujeres, el sexo pasa a un segundo plano siempre y cuando estén realmente enamoradas. Piensan que pueden guiar a su pareja para que las haga sentir bien, explicando ritmos y frecuencias con las que quieren ser estimuladas.

Pero cuando el otro no se deja guiar, o se siente frustrado porque no puede satisfacerla, las distancias aumentan y hasta se dan discusiones o echan culpas que devienen en un malestar generalizado.

Entonces ambos –juntos o individualmente– deberán evaluar si prefieren ir por caminos separados o se resignan a seguir en pareja sin una sexualidad que los haga sentir plenos. Al fin y al cabo, ¿lo que más vale, no es el amor?

Y vos, ¿qué importancia le das al buen sexo dentro de tu relación?

Fuente consultada: Agencia Derf

TE PUEDE INTERESAR