"Para la gente joven, somos un puente con el jazz tradicional" - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

"Para la gente joven, somos un puente con el jazz tradicional"

Antes de presentarse en el Gran Rex, el baterista de la banda más psicodélica del género cuenta cómo es hacer música para chicos y explica por qué prueban los temas en vivo antes de entrar al estudio.

Luego de dos años de ausencia en los escenarios porteños, el trío Medeski, Martin & Wood vuelve a presentarse en el teatro Gran Rex, donde en 2006 agotaron las localidades. Más allá de ser –en principio- una banda de jazz, en sus conciertos abundan también el soul, el funk y el rock. Esto les permite abrir el espectro, y captar una audiencia más joven, además de los escuchas tradicionales del género, que encuentran en estos neoyorquinos una alternativa moderna y poco usual.

Formados a principios de los noventa, cuentan con una prolífica discografía, que comenzó en 1992 con Notes from the underground. Hasta el momento llevan editados más de 15 discos, varios a través de la histórica discográfica Blue Note. Pero este año el trío decidió abrirse y formar su propio sello, Indirecto Records, y el comienzo parece ser a todo trapo: un álbum para niños (Let s go everywhere), y una serie de tres discos llamada "Viva la evoultion, the Radiolarians series", cuyo primer volumen acaba de salir a la calle.

Más allá del público al cual se dirigen, la fortaleza del combo John Medeski (piano y Hammond B3), Chris Wood (bajo) y Billy Martin (batería y percusión) radica en su flexibilidad, y su incesable capacidad de improvisación, que alimentan noche tras noche en sus recitales. De hecho, según cuenta Billy Martin, tienen la costumbre de probar sus nuevas composiciones sobre el escenario, y grabarlas una vez finalizada la gira.

¿Cómo termina una improvisación convirtiéndose en un tema?

Lo que hacemos en un principio es componer y ensayar. Cuando tenemos nuevo material lo probamos en vivo, aunque la opinión de la gente, en este punto, es de alguna manera secundaria. Lo excitante es poder pobrar cosas nuevas y experimentar frente a ellos. Una vez que volvemos a casa, nos damos una vuelta por el estudio y grabamos todo en tres días. De todos modos, también trabajamos exclusivamente en el estudio: algunas veces improvisamos durante una hora, grabamos y luego escuchamos qué partes nos gustan más, para desarrollarlas más adelante. Otras veces entramos a la sala con una melodía en la cabeza, y nos vamos acoplando a lo que alguno propone, tratando de agregar armonías. Siempre es diferente, pero para que una canción forme parte del disco, la tomamos como una composición, y como tal, tiene que tener una estructura, especialmente para tocarla en vivo.

¿Cambió la dinámica de trabajo a la hora de hacer un álbum para chicos?

En realidad no sabíamos qué iba a salir. Teníamos algunas ideas, y las desarrollamos directamente en el estudio, pero no le dedicamos tanto análisis a pesar de ser la primera vez que hacíamos algo así. No nos planteamos una diferencia entre los niños y nuestros fans comunes y corrientes, excepto en que quizás las improvisaciones no son tan largas. No nos hubiera gustado hacer algo más simple para ellos, creo que a pesar de su edad entienden nuestra música muy bien.

¿Los incomoda la etiqueta de "free jazz"? ¿Cómo clasificarías la música de MM&W?

No me gusta clasificar en realidad, porque creo que a nadie se le ocurrió un buen nombre todavía. Algunos lo llaman jazz, y estoy de acuerdo con eso; me gustan las raíces de la música que escucho, y el jazz es algo de lo que me siento parte, pero no es todo para mí. También me gusta la música clásica, la música africana, el folk, reggae, rock and roll, punk... de todo en realidad.

¿Qué te produce que mucha gente joven se acerque al jazz clásico después de escucharlos a ustedes?

Es interesante, me alegra que la gente lo haga. Hay que respetar a los maestros y fijarse qué hicieron, porque ellos estaban haciendo música increíble mucho antes que apareciéramos. En algún punto somos un puente... algunas de las influencias son obvias: algunas veces hacemos un cover de Coltrane, o de Duke Ellington, y la gente luego va y escucha y se informa un poco más. Bienvenido sea.

¿Estás trabajando en algún proyecto paralelo?

Voy a lanzar en octubre un dvd de un show solista que grabé en Houston, básicamente de percusión. Va a ser una edición limitada, probablemente se interesen aquellos músicos que quieran conocer mi acercamiento a los diferentes instrumentos. Eso por el lado de la música, pero estoy empezando a incursionar en el cine, así que espero en un futuro poder hacer un video de la banda, porque estuve filmando bastante de gira.



Medeski, Martin & Wood: el 23 de septiembre, 21:30, en el teatro Gran Rex. Entradas a través de Ticketek.

TE PUEDE INTERESAR