¿Para qué sirve la tecnología boba? - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

¿Para qué sirve la tecnología boba?

Un sensor de última generación que se pega a una fruta y cambia de color cuando ésta se pudre: este es uno de los dispositivos de última generación que no sirven para nada. Hay más.

No todos los inventos y los adelantos son para mejorar la vida de la gente. Muchas veces, muchos ven la luz simplemente por el egocentrismo de algún inventor o el mero hecho de llamar la atención de un excéntrico personaje.

Afrontémoslo: no todo lo relacionado con la tecnología tiene que ser formal y de escaso colorido. Demasiado pensados para la oficina, los equipos informáticos carecen de alegría. Pero tampoco es cuestión de comprar cualquier cosa.

La lista es extensísima. Algunos sorprenden porque tal vez sí sirvan para algo, pero realmente son ridículos (¿o demasiado originales?), como, por ejemplo, una mini aspiradora USB. Con forma de aspiradora de hogar, de esas que no exigen agacharse, no tiene un formato ideal para pasarlo entre las teclas, pero no deja de ser algo llamativo. Se consigue en Kaboodle.

Otros productos similares ofrecen un pequeño refresco, como un ventilador personal con forma de ventilador de pie. O, si se quiere tener una bebida fresca a mano, una heladera diminuta (suficiente para guardar una lata o una pequeña botella) alimentada a través del cable USB. Kaboodle.

¿Qué tal un sensor de última generación, que se pega a una fruta fresca? Cambia de color cuando la fruta se pudre. Ideal para echar un vistazo a la heladera y saber qué cosas ya se pueden tirar a la basura.

Otros son quizá un poco más útiles, como el recipiente que no solo mantiene caliente al café, como una común taza térmica, sino que además genera su propio calor, oprimiendo un botón. Sin electricidad o baterías. En su interior, tiene una cápsula aislada donde se mezclan agua y óxido de calcio. Puede calentar el café a unos 145 grados en seis minutos, y mantenerlo caliente por otros 30 minutos.

Otra opción es un "apoyamentón", para viajar en subte. Una especie de bastón pero plegable, y con forma adecuada para sostener el mentòn y evitar los cabezazos producto del sueño...Kaboodle.
Cuando se habla con amigos, a muchos les encanta mostrar las fotos de sus hijos, las que lleva en la billetera (los más convencionales) o las que se tiene en el celular (los más modernos). Y muchos las llevan en los llaveros, exhibiéndolas ante todo el mundo. ¿Y que tal un llavero digital? La empresa Tao los vende, por unos 50 dólares.

Si alguien extraña la forma de agarrar el tubo del teléfono convencional porque no hace otra cosa que usar el celular, hay una opción. Sólo se obtener un PLEASE HOLD RETRO CELL PHONE HANDSET, de la empresa Perpetual Kid, un auricular similar a los tradicionales que se conecta al celular.

Que el merchandising de productos trasvasa las fronteras y se meten en todos lados es un hecho, pero hay límites. Sólo si la idea es quedar bien con una nena de pocos años es entendible comprar una memoria USB o pendrive de 512 MB con la forma de la gatita Kitty. Si lo quiere alguien más, es porque algo no anda bien. Se compra en la web oficial de la gatita, en Sanrio.

TE PUEDE INTERESAR