Seguridad y suavidad - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Seguridad y suavidad

Los peatones son las verdaderas estrellas en la nueva revolución tecnológica de la industria automotriz. Se busca causar menor daño cuando un atropello ya es inevitable.

En cualquier accidente automovilístico en el que esté involucrado algún peatón o algún ciclista, siempre el más débil es el que se lleva la peor parte. Sin embargo, en los próximos años dejará de ser una situación peligrosa para cualquier persona que decida andar en bicicleta o simplemente salir a caminar. En la ciudad de Detroit, en Estados Unidos, la marca Ford expuso una novedosa tecnología antiatropellos.

La primicia fue presentada en el Congreso Anual de Ingenieros de la Automoción en mayo de 2008. Lo destacado es que la nueva estrella en el mundo automotriz fue, justamente, el peatón. La Federación de Ciclismo de Holanda presentó un proyecto a las principales empresas automotrices del mundo que consistía en cuidar más al peatón en caso de accidentes. Hay que recordar que los Países Bajos tienen la mayor circulación de ciclistas en el mundo.

"En el pasado se han tomado numerosas medidas para proteger a quienes están en el interior de los coches, sin embargo, prácticamente ninguna protege a las personas en el exterior", dijeron desde la Federación. Además, se aseguró que con el nuevo método de seguridad se podrían evitar más de 60 muertes y 1.500 lesiones al año.

La idea se trata de unos airbags acoplados en la parte externa de la carrocería del automóvil, ubicados en diferentes puntos estratégicos (paragolpe, capó y parabrisas). Éstos se activarán para amortiguar el impacto del peatón con el vehículo.

La novedosa tecnología antiatropellos cuenta con un sensor y un microcontrolador (ubicados en la parte frontal) que juntos determinan la distancia y velocidad de aproximación a un objeto. Esto establece el tiempo justo que tendrá el conductor en frenar, evitando así que los airbags se activen en cualquier momento. Pensando en un hipotético acercamiento de otro auto, se podría decir que se activarían los airbags de ambos, con lo que se amortiguaría en gran medida el choque frontal entre los dos vehículos. Aunque varias compañías están analizando esta nueva tecnología, todavía no se comercializan autos con airbags externos en el mercado. Lo importante es que grandes empresas automotrices, a la hora de progresar en nuevos métodos de seguridad vial, piensen más en la integridad física del peatón.

TE PUEDE INTERESAR