¿Adiós a Peter Capusotto? - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

¿Adiós a Peter Capusotto?

Tras la pausa que le impuso la transmisión de los Juegos Olímpicos, regresará el lunes a la pantalla de Canal 7 para completar sus últimos ocho programas del año. "No sabemos si vamos a seguir", confesó el actor.

Tras la pausa que impuso la transmisión de los Juegos Olímpicos, "Peter Capusotto y sus videos" regresará el lunes a la pantalla de Canal 7 para completar sus últimos ocho programas de un año en que se instaló como fenómeno porque "en la TV hay una gran carencia de ideas", según arriesgó su protagonista.

"Me cuesta medir cuánta llegada tiene el programa, pero si la tiene será porque en la televisión no hay nada medianamente rescatable y porque lo nuestro tiene una especie de sello que hace utilizar un poco la cabeza", indicó Capusotto.

Entre el fragor de las grabaciones y la solicitud de entrevistas que permitan acceder a este singular suceso expresivo que los lunes a las 23 se aprecia por Canal 7 y luego se reproduce a través de internet, Diego consideró que el programa "está en un lugar más romántico de la televisión".

Nacido en Castelar el 21 de julio de 1961 y criado en Villa Luro, Capusotto es un abanderado actual de la impronta "underground" que afloró en los 80 en salas teatrales porteñas y que encontró fuerte eco en la pantalla chica de la mano de envíos como "De la cabeza", "Cha cha cha" y, más recientemente, "Todo por dos pesos".

En el humorístico que compartía con Fabio Alberti nació, además, la sociedad creativa con Pedro Saborido que se ha extendido a "Peter..." y que para este espacio sumó el aporte de los increíbles videos rockeros aportados por Marcelo Iconomidis.

La ironía, la parodia, el delirio y la desfachatez son algunos de los elementos que se ponen en juego a la hora de concebir un espacio que obtuvo dos premios Martín Fierro y en donde la palabra y sus resonancias juegan un rol esencial. Para explicar esa apuesta, apuntó: "siempre apelamos a una desmitificación del lenguaje y de lo que se quiere expresar. Tenemos una especie de intención de mostrar que desde el humor se pueden derribar los buenos modales".

"No sabemos si vamos a seguir" tras terminar 2008, confesó con la misma naturalidad con que desmenuza aristas del proceso creativo que nutre al ciclo, y enseguida detalló que "la idea es seguir si es que aparecen nuevas cosas que nos motiven". De cara a la recta final de la temporada televisiva, concedió adelantar que aparecerán "más personajes ligados al rock como un dúo que remite a Los Carpenters y otro que es muy autodestructivo".

"Igual -escogió- el programa se explica ahí cuando aparece y cuando se produce el verdadero hecho espiritual y sanguíneo de las creaciones en su conexión con el público".

En esa línea, el actor aseguró que vive "con mucho placer la reciprocidad afectiva con la gente que sigue el programa, esa parte del público más afín desde lo generacional". "Hay cosas que nos exceden como cuando nos siguen chicos de 9, de 12 o de 15 años", dijo. Consultado acerca de algunas de sus criaturas más exitosas de los últimos tiempos, comenta que el nazi-pop Micky Vainilla "es un personaje que no tiene mucha rosca intelectual. Pasa por mostrar el antagonismo a partir de algo tan espantoso como un nazi que hace una música pop que es fácilmente digerible".

En cambio, y a la hora de exhibir cuál es la creación que más le interesa, ratifica su predilección por Luis Almirante Brown "aunque no provoque la risa".

"Hicimos una burla a las afectaciones ilustradas para mostrar que cualquier caradura quiere acercarse a la poesía de Spinetta y luego cambia para poder vender más discos. Algo que, me parece, es lo que pasa con Los Redondos, que dejaron un hueco y muchos grupos se cuelan por ahí pero están muy lejos de la poética de ellos".

TE PUEDE INTERESAR