Madonna agota y suma una nueva función - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Madonna agota y suma una nueva función

La señora del pop agotó las entradas para su show en River en sólo tres horas y la producción anunció un nuevo concierto para el día siguiente. Será su tercera visita al país.

Buenos Aires (Télam).- Los seguidores argentinos de Madonna agotaron todas las entradas para el show que la diva pop brindará en el estadio de River Plate el 6 de diciembre, por lo que la producción anunció un nuevo concierto para el día siguiente.

Con este par de shows en River, Madonna concretará su tercera visita a la Argentina donde en 1993 brilló -también en River- en el marco del "Girlie Show" y volvió dos años después para la filmación de "Evita", la película en la que fue dirigida por Alan Parker.

La productora del concierto confirmó, tras el arrollador éxito en las ventas que en tres horas agotó tickets que costaban entre 96 y 630 pesos, que se sumó un nuevo concierto en el Monumental del barrio de Núñez. La productora informó que se venderán un máximo de 6 entradas por persona y la venta de internet comenzó este mediodía. Una gran expectativa se generó por la venta de entradas para la actuación de Madonna al estadio de River Plate, y los fans saldaron con creces esa cuenta al agotar los tickets en sólo tres horas.

El precio de las entradas en el Campo VIP era de 630 pesos; en el campo, 215 pesos; las plateas baja Belgrano y San Martín, 630 pesos; las plateas baja Belgrano L, K y J y San Martín I, H y J, de 475 pesos. En tanto, las plateas Belgrano y San Martín alta costaban 175 pesos y las entradas generales, 95 pesos. Madonna ya había resultado un éxito de ventas en Brasil donde debió agregar fechas para los conciertos en Río de Janeiro.

La gira "Sticky and Sweet" comenzó el 23 de agosto en Cardiff, Gran Bretaña, pasará por las ciudades más importantes de Europa hasta el 27 de septiembre y a partir del 4 de octubre cruzará el Atlántico para hacer pie en Estados Unidos, Canadá y México. En ese tránsito, el fin de semana tuvo su capítulo romano con la diva desafiando el poder de la Iglesia Católica cuando durante un concierto en el Estadio Olímpico de Roma, Madonna sorprendió a todos cuando le dedicó uno de sus hits "Like a virgin" (Como una virgen), al Papa Benedicto XVI. "Dedico esta canción al Papa, porque soy una hija de Dios: ustedes también son hijos de Dios", dijo Madonna antes de entonar la canción, en la parte final del concierto, según Ansa.

El espectáculo es una de las producciones más imponentes y tecnológicamente avanzadas del pop de los últimos años, con una Madonna, que a los 50 años exhibe una extraordinaria forma física y un dominio total del escenario. El show de la afamada artista contará con la participación especial del DJ Paul Oakenfold, una renovada banda y 18 bailarines en escena.

Madonna, su banda y sus bailarines, ensayaron durante 653 horas para esta nueva gira, en la que la diva y su staff lucirán 3.500 prendas de vestir, creadas por 36 diseñadores. Uno de los momentos más originales y sorprendentes del show surge de "La isla bonita", otro de sus clásicos, transformado en una fiesta gitana con violines, guitarras acústicas y ballets.

En el concierto no faltan las referencias a la campaña electoral norteamericana: al cantar "Get Stupid", aparece en las pantallas una imagen del candidato republicano John McCain en una secuencia junto a Adolf Hitler y otros dictadores. Barack Obama, cuya imagen fue aplaudida ayer por el público italiano, es asociado a Gandhi y John Kennedy, en el video de Madonna.

Podría decirse que este nuevo espectáculo de la artista nacida como Louise Veronica Ciccone en Bay City, Michigan, el 16 de agosto de 1958, está a la altura de la leyenda que construyó con dosis de talento, dedicación y esfuerzo. La carrera musical de la denominada Reina del Pop comenzó en 1983 con la placa "Madonna" y en el generoso listado musical que, además combina con labores como productora, actriz, diseñadora de modas, escritora y cineasta, se cuentan álbumes como "Like a Virgin" (1984), "True Blue" (1986) y "Like a Prayer" (1986). En esa nómina de discos de estudio también aparecen "Erotica" (1992), "Bedtime Stories" (1994), "Ray of Light" (1998), "Music" (2000), "American Life" (2003), "Confessions on a Dance Floor" (2005) y "Hard Candy" (2008).

TE PUEDE INTERESAR