La otra Stone - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

La otra Stone

Antes de presentarse en el Luna Park, la chica blanca del Soul y del R&B cuenta cómo es su último disco, cuáles son sus anhelos como cantante y qué sueños le faltan cumplir a los 21 años de edad.

Joscelyn Eve Stoker nació en el 87. De no ser porque su nombre se esconde bajo el de Joss Stone, esta chica de 21 años de edad podría pasar desapercibida. Pero no, porque esta Stone con sus cortos años, ya tiene tres discos en su haber –el primero grabado a los 14- y es considerada una de las mejores intérpretes británicas en su rubro: una mezcla de rhythm & blues con soul. Así, con este prontuario prometedor, la joven intérprete cuenta cómo es ser ella, y cómo le resultó crecer en un mundo lleno de adultos.

Declaraste que recién con tu tercer álbum encontraste tu identidad musical ¿Por qué ahora y no antes?
Es que con este recién con este disco me involucré completamente en las composiciones, en las letras y en todo lo demás. En los primeros dos álbumes yo era muy joven y los productores me dirigían: uno era un disco de covers, y el otro fue una experiencia de aprendizaje. Ahora crecí como mujer y como artista, hay una evolución natural en ese proceso, y aprendí mucho acerca de mí misma y acerca de la industria de la música. Cometí errores en el pasado, pero de no haberlos cometido no hubiera aprendido nada. Se aprende mucho de los errores.

¿Crees que por haber empezado tu carrera de tan joven las cosas se te hicieron más complicadas?
Creo que empezar cualquier cosa nueva es difícil, independientemente de la edad que tengas, porque no hay experiencia previa. Dejé la escuela cuando tenía 15 años, y la terminé de manera privada, pero tuve mucha suerte en que mi profesor siempre fue increíble y entendía mi música. Él no trataba de cambiarme, ni intentaba convertirme en algo que yo no era. Después de eso, todo lo fue aprendiendo con el tiempo: todavía hoy sigo conociendo cosas nuevas. Eso sí, perdí la inocencia muy rápido, no soy tan naif como solía ser. Hay que tener cuidado, en todas las industrias donde hay mucho dinero involucrado no abundan las personas honestas.

Después de muchos intentos, finalmente convenciste a Lauryn Hill para que participe en Introducing Joss Stone, ¿cómo lo lograste?
Amo las colaboraciones en mis discos, aprendo de las personas con las que trabajo. Admiro mucho a Lauryn, y llamé a su mamá todos los días durante un mes y medio, sin éxito alguno. No podía lograr que ella me atienda y no obtenía respuesta de su parte, ni un sí ni un no. Así que simplemente seguí llamando a su mamá, hasta que se dio. Quise trabajar con Lauryn desde la primera vez que escuché su voz, es un sueño hecho realidad, una cosa menos en mi lista de cosas a cumplir. La aprecio muchísimo, es tan talentosa, toda una poeta.

Ahora tenes una imagen mucho más sexy que hippie, ¿te sentís más cómoda con este nuevo yo?
Wow, gracias por el cumplido ¿Honestamente? No pienso en mi misma como una persona sexy. Lo que sí hago es cambiar constantemente, me aburro de mi look y amo cambiar. Me gustan los colores. Quizás sólo trato de encontrarme a mí misma, no lo sé.

Tu próximo tema de difusión lo van a elegir tus fans, ¿Qué pasa si eligen un tema con el que no estás de acuerdo?
El disco es mío, las canciones son mías. Son mi forma de contar lo que me pasaba en el momento en el que estaba grabando ¿Cómo podría no gustarme? Estas canciones son como mi diario personal.

Siempre cantas descalza arriba del escenario, ¿alguna vez te lastimaste?
Sí. Siempre canto descalza porque necesito estar cómoda arriba del escenario, y necesito conectarme conmigo para poder cantar desde el fondo de mi corazón y de mi alma. Necesito conexión con la gente, con mi público, y de ese feedback y de esos sentimientos es que el show evoluciona.

¿Cuántos perros tenés? ¿Cómo se llaman?
Amo los animales, son leales y buenos. Tengo dos perras: Dusty (por Dusty Springfield ) que es una poodle y Missy. Fui nombrada como la mejor celebridad para tener perros por The New York Dog and The Hollywood Dog magazines. También fui voluntaria en el North Shore Animal League , después de ver algunas fotos de mascotas abandonadas y perdidas después del huracán Katrina y del Wilma. Aparte, grabé un mensaje para PSA buscando ayuda para mascotas sin casas en la costa del Golfo, y apoyo a PETA.

A los 21 años ya cumpliste la mayoría de los sueños de una cantante, ¿qué cosas te siguen motivando hoy en día?
Mi meta es la música, no los premios. Lo que realmente me importa es ser una persona feliz con lo que hago, y poder sentar cabeza. Me encantaría grabar con Aretha Franklin, seguir cantando y evolucionando como ser humano. Hace poco tuve la oportunidad de actuar, y también fue divertido. Escribo música todo el tiempo, amo hacer eso, y me siento bendecida por las oportunidades que tengo y tuve en mi vida.


Joss Stone se presentará en el Luna Park el 11 y el 21 de junio.

TE PUEDE INTERESAR