Lindsay, la fea - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Lindsay, la fea

La problemática actriz se sumaría por tres episodios a la versión anglo de "Betty, la fea". Lindsay tendrá que demostrar –una vez más- que puede manejar la presión y mantenerse alejada de las drogas.

Cuando América Ferrera -más conocida como Betty, la fea- dio a conocer públicamente su postura acerca de las famosas celebridades que son conocidas por nada en el programa Total Request Live, seguramente nunca pensó que se le volvería en contra. "Las chicas fuera de control de Hollywood deberían dejar de andar de fiesta en fiesta y conseguir un trabajo", dijo la muchachita, casi sin pensar que quizás, una de las chicas más problemáticas de la pantalla grande tomaría su consejo al pie de la letra. Y que para colmo, lo haría en su propio show.

Así fue que Lindsay Lohan tomó nota de las palabras de América y salió en busca de su regreso triunfal. Y en el camino se encontró con los productores de Betty, la fea que le ofrecieron hacer una participación en el show. Al mejor estilo Britney Spears en How I meet your mother, solo que Lindsay estaría en tres capítulos en vez de uno.

Lohan se metería en la piel de una ex compañera malvada de clase de Betty, que aparece de improvisto en su vida, y la que Betty intentará ayudar a conseguir trabajo en la revista de moda Mode. El papel de Lindsay será el de una reina del secundario venida a menos que se pone a trabajar como asistente del gerente del negocio de comidas donde trabaja el papá de Betty.

La pelirroja por su parte no está en su mejor momento profesional: las noticias acerca de sus escándalos en clubes nocturnos, sus problemas con el alcohol y las drogas, y su último fracaso cinematográfico no paran de llegar. De hecho, desde I know who killed me –la película en la que interpretaba a dos mellizas que midió muy mal- Lohan no volvió a realizar ningún trabajo en la pantalla grande.

Lohan podría aprender algo de América, que el año pasado se llevó un Emmy por su interpretación de Betty Suarez. "No puedo meterme en problemas porque estoy trabajando todo el tiempo. Estoy muy concentrada en lo que hago como para estar de fiesta en fiesta", dijo América. Dios quiera que Lindsay la escuche.

TE PUEDE INTERESAR