Con el canto en la sangre - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Con el canto en la sangre

La hija de Lolita y hermana de Diego Torres, este jueves presenta su primer disco de "Tangos, milongas y candombes" en el teatro ND Ateneo.


Se crió viendo desfilar a toda clase de músicos y artistas por el living de su casa. Era común para ella ver ensayar a su madre Lolita Torres antes de cada show. La música y la actuación siempre estuvieron muy presentes en su vida, y fueron de la mano. Por eso, es que a los seis o siete años Mariana le dijo a su madre que quería ser actriz y cantante. Y así fue como a los trece arrancó estudiando ambas cosas en paralelo. Hoy, cumplidos más de veinte años de carrera como actriz, Mariana decidió que era el momento de animarse a ejercer su otra gran pasión. "Siempre me llamaron las dos cosas por igual, lo que pasa que trabajé como actriz desde los quince, y el canto siempre lo relegué por un tema de peso: la figura de mamá, después Diego... Hasta que me pude sacar esa mochila que yo misma me había cargado, y finalmente, el jueves presento mi primer disco", cuenta Mariana Torres.

"Tangos, milongas y candombes", se llama el trabajo que Mariana va a presentar en el teatro ND Ateneo (Paraguay 918) este jueves 8 de mayo a las 21 horas. La acompañarán seis músicos: dos guitarras, un bandoneón, dos percusiones y un cajón. En este primer disco –con el que viene trabajando desde hace tres años- ella reversiona algunas joyas del tango como "Vida Mía", "Malena", "Nostalgias" y "El corazón al sur", un par de candombes como "Aquello", "Candombe para Gardel" y otras bellas milongas como "La Canchera" y "Tortazo".

La morocha, de sonrisa amplia, adelanta que el show va a transitar por distintos climas: uno más emotivo, que va a venir de la mano de los tangos; otro más actuado en donde se lucirán las milongas y algún que otro cuento; mientras que los candombes se encargarán de llenar de palmas y baile el teatro. Se la nota feliz de haber podido concretar este proyecto que tanto la ilusiona: "Creo que todo llega en el momento que tiene que llegar. Por ahí a los veinte años no me veía con la polenta ni con la seguridad que tengo ahora a los cuarenta para salir a un escenario a cantar y a presentarme como Mariana Torres, cantante", reflexiona ella, mientras sueña con que llegue el jueves.

TE PUEDE INTERESAR