Rebelde Way - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Rebelde Way

Miley Cyrus, la actriz de la exitosa serie de Disney, posó para una sexy sesión de fotos y se armó el revuelo. ¿La indujeron a posar casi desnuda? Luego de las críticas, ella tuvo que pedir perdón.

Después de armar revuelo por una foto que se filtró en la Net donde se la veía besando a una amiga, y de que todo el mundo viera fotos de ella en ropa interior y en poses sexies, Miley Cyrus –la actriz que interpreta a Hannah Montana en la serie homónima- da que hablar una vez más. Al nivel de las reinas del escándalo de Hollywood, y al estilo de Vanessa Hudgens, Paris Hilton o Lindsay Lohan, Miley se jugó a posar para una sesión de fotos de Vanity Fair a cargo de Annie Leibovitz, famosa fotógrafa de celebridades de la escuela Rolling Stone.

Parece que la historia fue así: a la joven Miley le propusieron un lugar en la edición de junio de Vanity Fair. La pequeña aceptó gustosa y se dirigió al set con papá Billy Ray Cyrus –un famoso cantante country- y mamá Tish Cyrus. Luego de posar horas frente a la lente de Annie Leibovitz, llegaron los resultados, que incluían fotos de la pequeña con el torso desnudo oculto tras una sábana plateada. Pero con el adelanto de la foto, vino la desilusión. Fans y padres de fans se indignaron por la toma donde se veía a la pequeña de 15 años con pose muy sexy. ¿Esa era la imagen de la Hannah Montana de la vida real?

Luego vino el comunicado de Disney, que anticipó un terrible enojo de parte de los ejecutivos de la cadena, ofuscados por la imagen que Miley estaba difundiendo. "Desafortunadamente cómo sugiere el artículo, se creó una situación específica para manipular a una muchacha de 15 años y así vender más revistas", dijo un vocero de la compañía. Y Vanity Fair no tardó en salir a defender su posición argumentando que los padres de la niña estuvieron presentes en el set todo el tiempo. "Cómo la sesión fue digital ellos tuvieron la oportunidad de ver foto por foto. Todos pensaron que la fotografía de Miley era hermosa y que representaba un retrato natural de ella", alegó la revista. Además, al pie de la foto de la discordia, Vanity Fair incluyó una cita de la actriz de Hannah Montana, donde se leía a la pequeña diciendo que la toma era artística y que estaba muy lejos de ser vulgar. "Annie logró una toma hermosa y pensé que era muy cool. Eso fue lo que ella quería que haga, y no puedes decirle que no a Annie".

¿Pero que dice Miley a todo esto? Parece que tantas ideas y vueltas y acusaciones sin sentido la bajonearon. Así fue que la pobre muchachita salió a pedir disculpas por ofender a sus fans, y aclaró que en ningún momento su intención fue lastimarlos. "Formé parte de una sesión de fotos que se suponía iba a ser artística y ahora, mientras veo las fotos y leo el artículo, me siento muy avergonzada. Nunca quise que nada de esto pase y quiero disculparme con mis fans, quienes me importan profundamente", dijo.

De todas formas la foto llega en un momento extraño de la vida de la actriz. Hace poco tiempo, se divulgaron por Internet fotos domésticas de ella en poses muy sexies y en ropa interior. También se la pudo ver besándose apasionadamente con un muchacho de identidad desconocida y dándose un beso de lengua con una amiga de toda la vida.

Annie Leibovitz tampoco se queda al margen de la discordia. En julio pasado, la BBC contó que la Reina de Inglaterra salió aterrada de una sesión con la fotógrafa luego de que ésta le pidiera que se quitara la tiara que llevaba puesta para parecer "menos elegante". Al parecer la edición del material fue incorrecto por parte de la BBC, y la Reina habría accedido a hacer las fotos. Sin cuentas claras acerca de qué pasó realmente, la cadena se vio obligada a pedir perdón a la Reina y Annie. Al final, la foto de Miley no parece tan grave, si se compara con una reina sin corona.

TE PUEDE INTERESAR