¡Fashion emergency! - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

¡Fashion emergency!

Luego de años de ser amada y odiada, la gatita más famosa del mundo llega a las grandes ligas: debutará en la portada de la Vogue japonesa vestida por John Galliano para Christian Dior. Además, estrena nueva figura.

¿Icono de la moda? Aunque probablemente sea demasiado afirmar que la simpática gatita de Hello Kitty podría convertirse en un referente de las últimas tendencias, no se puede negar que aunque sea por un corto período de tiempo, dará que hablar. Es que la piel blanca que luce este dibujito que supo –y sabe- estar de moda, será la tapa del mes de junio de la Vogue japonesa y tendrá el lujo de ser vestida nada más ni nada menos que por John Galliano para Christian Dior.

Lejos de su imagen infantil, Kitty sufrirá un extreme makeover de la mano de Galliano, que lucirá a la gatita vistiéndola con los diseños de la última colección otoño-invierno de Dior que él mismo ideó. "Por supuesto que esta es la primera vez que la histórica casa de moda Dior tiene a un dibujito animado como modelo, desfilando toda su colección", afirmaron desde Conde Nast Japan, la empresa que publica Vogue Japón.

Además destacaron el hecho que Kitty ya era un felino muy conocido y que mantiene sus propios seguidores en el mundo de la moda: "La animación japonesa y sus personajes siempre fueron una fuerte influencia en la moda del mundo, pero Kitty es especial. Todos saben su nombre y conocen su cara. Saben quién es y la aman, es por eso Vogue decidió hacer una edición que la incluya". El mismo John Galliano fue el elegido para vestir a Kitty porque es un "admirador y coleccionista" de la pequeña gata blanca y sin nariz, que en Japón es omnipresente.

Con patitas cortas, bigotes y unos kilos de más, Kitty no es la imagen que necesariamente se esperaría ilustre la portada de una las revistas de moda más importantes del mundo. Menos aún si se tiene en cuenta la flaqueza extrema de las modelos que suelen ilustrar las colecciones en cada temporada.

Con el anuncio que difundió la decisión de Vogue también llegaron las sospechas: hay quienes acusan a la revista de utilizar la imagen de la gatita para escapar de las acusaciones. Dicen que Vogue (en distintos países) usa mujeres muy flacas que podrían incentivar a chicas jóvenes a desarrollar problemas alimenticios ¿Será Kitty la distracción perfecta?

TE PUEDE INTERESAR