Los enredos de Jenna - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Los enredos de Jenna

Ella es la estrella porno más famosa del mundo (retirada este año) y él es el entrañable actor de la saga de Freddy Krueger y "V. Invasión extraterrestre". Juntos, protagonizan "Zombie Strippers".

Son tiempos de bonanza para el cine de terror, bizarro y no tanto: mientras Saw llega a su cuarta entrega, las remakes se anotan a la orden del día. Primero fue Halloween, revisitada por Rob Zombie. Ahora, Viernes 13 vuelve a foja cero. Luego de enviar al malvado Jason Voorhees a luchar al espacio y contra Freddy Krueger, justamente los guionistas de ese duelo, Damien Shannon y Mark Swift, serán los encargados de escribir la remake de Viernes 13, la original, la de 1980.

Y en ese panorama, ¿dónde está Freddy? Muy bien acompañado, Robert Englund (que también le dio la piel a Willy, de V. Invasión extraterrestre; y por supuesto, a Freddy Krueger) ahora se prepara para enfrentar a una plaga de camareras asesinas en Zombie Strippers. Englund, que hizo ocho entregas de Freddy, ya hace la plancha: le toca luchar contra Jenna Jameson, la última gran figura del cine porno.

Jenna confesó que durmió con 130 mujeres y con 80 hombres... ¡y eso fuera de cámaras! Y, por si fuera poco, le practicó sexo oral a 112 hombres. Referente indiscutida del género de las tres equis, con Zombie Strippers planea dar el salto al cine mainstream. Una misión que nunca fue fácil desde que la era del porno chic comenzó en 1972, con Garganta profunda:  ni siquiera su protagonista, Linda Lovelace, pudo despegarse de ese rotundo éxito para adultos...

En los primeros años de la etapa actual del cine porno, los papeles se rifaban entre actores sin suerte. Sino que lo diga Ron Jeremy, uno de los principales actores xxx, que apareció como extra en Stardust Memories, de Woody Allen... aunque quedó fuera de la edición final. Cuando la industria se trasladó de New York a California, los protagónicos del porno quedaron en manos de gente con otros "talentos".

Es difícil precisar cuándo Jenna Jameson se ganó el título de Estrella Porno Más Famosa, pero en 2004 ya publicaba su autobiografía, How to Make Love Like a Porn Star: A Cautionary Tale. Ahí, contaba cómo había sido su camino, desde los nightclubs de Las Vegas a los sets de Vivid y Wicked, las dos mayores productoras de porno. Y de ahí, a su propio sello: Club Jenna. El mismo año que publicaba su autobiografía, luchaba contra un cáncer de piel. Dos años más tarde, se separaba de su marido (también actor porno) y vendía Club Jenna a Playboy. De esa época queda Jenna Loves Diamonds, su última aventura sexual, que se edita recién ahora (y los fans lo agradecen), aunque se grabó en 2002.

Con un legado que no se discute y un título que aún no ha sido conquistado por nadie nuevo, con Zombie Strippers Jenna Jameson llega a la pantalla grande encarnando a una stripper que se contagia un virus diseñado por el gobierno, en un experimento secreto. Ella, como todas sus compañeras del cabaret que llevan la extraña enfermedad, sólo puede saciarse con carne humana. Una historia no muy distinta a las que solía rodar en los días de las penetraciones.

TE PUEDE INTERESAR