Manhunt 2: jugar a matar - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Manhunt 2: jugar a matar

Gran Bretaña permite la venta del "Manhunt 2", el nuevo juego de Rockstar Games, plagado de escenas de violencia y sadismo. La polémica, entre la libertad de expresión y la falta de límites éticos.

Cuando Daniel Lamb despierta en un manicomio, con un médico muerto a sus pies y una jeringa en la mano, no recuerda nada. La puerta de su habitación está abierta, y decide escapar. En su huida, aparecen guardias, policías y todo tipo de pandilleros, la mayoría armados y dispuestos a detenerlo, y Daniel responde al fuego con más fuego. La trama del juego Manhunt 2 no es tan original. Lo que es nuevo en este videojuego son las altísimas dosis de violencia y de sadismo que incluye. Con las ejecuciones como atracción principal del game, su llegada al mercado tardó más de seis meses.

Ahora, el Reino Unido ha dado el visto bueno para que el juego comience a ser comercializado. Luego de que el British Board of Film Certification (BBFC) le negara el permiso dos veces (en julio y en diciembre de 2007) por su violencia, el Comité de Apelaciones de Video (Video Appeals Committee, VAC) revirtió la medida y autorizó la edición. Rockstar Games, la misma productora que ya había hecho juegos tan polémicos como Grand Theft Auto y Bully, ganó la pulseada. Ahora, Manhunt 2 verá la luz en Gran Bretaña y luego en el resto de Europa (Irlanda e Italia también lo prohibieron), aunque sólo para jugadores mayores de 18 años.

Pero desde la BBFC no están de acuerdo. "Creemos que el contenido de este producto supone un serio riesgo", dijo el director del organismo, David Cooke. En cambio, los desarrolladores de Rockstar alegan que Manhunt 2 no es diferente de otros productos culturales con clasificación para mayores de 18 años, como las películas Saw o Hostel 2. "Nos alegra que el VAC haya reafirmado su decisión de reconocer que Manhunt 2 está dentro de los límites establecidos para productos de entretenimiento clasificados para mayores de 18 años. Rockstar Games está comprometido con la creación de magnífico entretenimiento interactivo, con el desarrollo de un marketing responsable y con el apoyo a un sistema de clasificación efectivo", dijeron en una declaración oficial. En Estados Unidos, en cambio, el juego se vende desde el año pasado, pero con la clasificación de "Adults Only", la más estricta que concede el Consejo de Clasificación de Software de Entretenimiento (ESRB) y por ende, fuera del ámbito de los principales malls.

Parte del asunto es que la generación de los gamers ya es mayor de edad, y por ende requiere juegos a su medida, escribió el periodista Nick Cowen en una columna del diario inglés Telegraph. El columnista tuvo acceso al juego y lo describe como "una experiencia excitante y visceral". Desde Take Two (la casa matriz de Rockstar Games), Strauss Zelnick, su director, viene defendiendo su producto desde el principio: "Es una forma de entretenimiento interactiva única e inédita, y además es una obra de arte", suele decir. Sin embargo, no todo es apoyo. Gamesindustry.biz, un importante sitio dedicado al mundo gamer, le dedicó un extenso artículo a Manhunt 2, firmado por Rob Fahey, en el que indica que "Al desarrollar este juego, Rockstar adoptó una postura vergonzosa e irresponsable. El derecho de los creadores a tentar los límites de los medios y de la sociedad debe ser balanceado con un simple sentido de responsabilidad social, algo de lo que Rockstar carece por completo".

TE PUEDE INTERESAR