"Trato de hacer las cosas que mi papá no pudo hacer" - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

"Trato de hacer las cosas que mi papá no pudo hacer"

El cantante melódico habló con Ciudad.com antes de su primera gira por Canadá, donde toca el 15 de marzo. Su relación con sus padres, su no manejo del inglés y los momentos que más disfruta de sus viajes.

Como si tocar en el Luna Park, en el Gran Rex y en casi todos los festivales de Argentina, aparte de vender miles y miles de discos en el país no hubieran alcanzado para hacer de su carrera un éxito, ahora Luciano Pereyra quiere conquistar el mercado del norte. Y parece que su búsqueda para un mercado nuevo ya arrancó, porque el 15 de marzo estará tocando en el Oasis Convention Center, un lugar para 800. Además de tocar en Canadá, el muchacho está buscando cerrar algunos otros conciertos –que si todo va bien- se convertirían en su primera gira por Estados Unidos con conciertos en Miami, Nueva York, Chicago y Los Ángeles.

Luego de un verano agitado que lo llevó por los festivales más importantes del país, ahora a Pereyra le toca empezar de cero. De cero en tierras lejanas, pero con un buen comienzo: para su primer show, ya no quedan más entradas.

¿Cómo te fue en el verano?
Fue un verano muy agitado pero la verdad me fue súper bien. Estoy contentísimo porque en cada festival que estuve la convocatoria siempre superó las 15.000, 20.000 personas, y estuvo muy bueno. También afiancé las canciones de Dispuesto Amarte, que tiene un sonido diferente. Implicó mucho viaje, mucho micro y mucho avión pero estoy feliz que el verano laboral haya terminado así.

¿Con tanto trabajo estival, cuando te tomás vacaciones?
Siempre me tomo algunos días a fines de marzo, principios de abril, cuando baja la temporada. Generalmente son 15 días, que tengo un respiro y después vuelvo a trabajar, a componer y a pensar en un nuevo disco.

Este año en marzo te vas a tocar a Canadá, ¿qué expectativas tenés para el show?
Estoy muy ansioso. El jueves voy a viajar a Toronto y la verdad jamás imaginé llegar a tocar a Canadá, es muy loco. Cuando les cuento a mis amigos ni ellos, ni yo lo podemos creer. Estoy muy contento y estuve haciendo notas para radios latinas de allá y no puedo creer la expectativa que se generó. Además ya no hay más entradas, si bien es un lugar para 800 personas, me avisaron que se agotaron. Es muy lindo, estoy muy ansioso y entusiasmado, tengo muchas ganas de hacerlo.

¿Cómo te ofrecieron viajar?
En el medio de la gira me llamaron de Fénix que estaban cerrando algo para Canadá. A los pocos días me avisaron que se confirmó para el 15 de marzo y no lo podía creer. La verdad que por el viaje, y más por trabajo, está bárbaro. Igual todavía no salgo de mi asombro, tengo la ansiedad de subir ya arriba del escenario, pero por otro lado no quiero que suceda para poder disfrutar la previa del viaje.

¿Es un sueño cumplido?
Sí, aparte en lo personal tiene otra cuota. Mi papá cuando era joven y tenía más o menos mi edad, le habían ofrecido ir a Canadá a cantar y él por razones personales no pudo ir. Cuando le conté que iba a ir fue una emoción doble, por el lugar y por ver a mi viejo contento, emocionado por la noticia. Veo a mi padre y trato de hacer las cosas que él no pudo hacer, y él a la vez se ve reflejado en mí. Él desde su lugar como padre y músico y yo desde ser su hijo y músico a la vez.

Siempre invitas a tu papá a cantar con vos, ¿cómo es para vos compartir ese momento con él?
Y, ya es cómo una cábala. Cuando toqué por primera vez en el Ópera mi invitado fue él, en el Luna, en el Rex y en el Salón Blanco de la Casa Rosada. Es como que se confunden de buena manera las emociones, los dos somos músicos y encontrarnos arriba del escenario va más allá de lo profesional y es más personal. Disfruto mucho cantando con él y es una forma de agradecerle a él porque si no fuera por el apoyo de mis padres no estaría donde estoy.

¿Te llevas música o libros cuando viajas?
En realidad siempre viajo con la compu. Aprovecho porque me pongo a componer ahí, grabo algunas canciones y me quedan registradas. También me llevo cosas para leer, que me gusta mucho y variado: desde diarios, novelas y diferentes escritores. Viajar por Argentina me hace descubrir un montón de artistas, más allá de lo compro en librerías me gusta mucho leer lo que la gente te obsequia. Aprendo mucho de eso.

¿Cuál fue el último libro que leíste?
El vuelo de la reina, de Tomás Eloy Martínez.

¿Vas a conocer otros lugares aprovechando la gira?
Me dijeron que estaban por cerrar la gira por Estados Unidos en Los Angeles, Nueva York, Miami y Chicago. Ojala se de, aprovechando que estamos allá arriba podríamos bajar y aprovechar para hacer alguna gira ahí, que sería la primera gira en el norte.

¿Cómo te ves presentando los temas en inglés, estuviste practicando el idioma?
Yo se agradecer y saludar en inglés. El resto no sé, acaban de contratar a un argentino que no habla inglés, que lo entiende y se hace entender un poco. Igual estuve escuchando la radio hispana y es toda de latinos y de Latinoamérica en ese lugar, así que voy a sacar provecho de eso.

TE PUEDE INTERESAR