El cielo con las manos - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

El cielo con las manos

La banda rosarina editó Grietas, su cuarto disco de estudio, y sale de gira por la costa atlántica para presentarlo. Su cantante, Pablo Pino, asegura: "Lo que suena en el disco es lo que suena en vivo".

El pasado 8 de diciembre, en el Anfiteatro municipal de Rosario, Cielo Razzo hizo la presentación oficial de su cuarto álbum de estudio, Grietas, que vio la luz el 28 de noviembre. Habían pasado más de dos años y medio desde la salida de Marea, aunque en 2006 la banda había editado, tanto en cd como en dvd, Audiografía, un registro de un show que dieron en el Estadio Obras en mayo de ese año.

Grietas fue grabado en los estudios Panda (Buenos Aires) y El Dorado (Rosario). En el primero se grabaron las bases, con las baterías a cargo de Bolsa González. Luego se trasladaron a Rosario, donde trabajaron con Juan Pablo, "un pibe que estuvo laburando afuera siete años y que volvió con algunos equipos nuevos. Así que nos pareció interesante hacer una prueba con él para llegar a sonar como teníamos en mente", aclara Pablo Pino, cantante de la banda.

¿Entraron al estudio con una idea concreta de cómo querían que suene?
Sí, teníamos preparadas las estructuras y lo básico para que suene una canción en vivo. Pero también fuimos con la idea de probar elementos en el estudio, doblar guitarras, meter arreglos. Al no ser una banda que grabe constantemente los ensayos, algunas canciones estaban ensayadas de una manera y en el momento de la grabación vimos que quizás la vuelta era para otro lado. Por ejemplo "Santo", el quinto tema, era una canción un poco más potente, y en el momento de la grabación se varió a algo más tranquilo, sin tanta intensidad de guitarras.

¿Por qué no acostumbran grabar los ensayos?
Es simplemente una cuestión económica. A lo que voy es que no tenemos la posibilidad de tener máquinas para que cada uno lleve la canción armada y arriba de eso hacer otra elaboración del tema. Lo que hicimos fue demear tres veces las canciones, pero una vez que estuvieron listas las ensayamos como habían quedado. De todas maneras, está la posibilidad de tener un mini estudio en la sala, esperamos lograrlo este año. Fijate que yo todavía no tengo máquina para grabar, sigo componiendo a la antigua, con guitarra, grabador, lápiz y papel.

¿Grietas tiene un concepto en el cual se hayan basado?
Sí, cuando empezamos hace dos años a componer las canciones para el disco nuevo, los primeros temas que salieron fueron "Televicio" y "De Caer". "Televicio" tiene una cuestión muy guitarrera, y "De Caer" maneja otros colores, con teclados que van bien al frente. Y esos dos temas marcaron un poco lo que íbamos a estar componiendo. Vimos que eso nos gustaba y de ahí se fueron desprendiendo el resto de las canciones. Se fue componiendo con ese concepto, tenía que ser fuerte y poderoso en riff de guitarra, pero por otro lado buscamos la tranquilidad y la nostalgia con otro tipo de canciones.

¿Sentís que Cielo Razzo consiguió un sonido característico, que los distinga?
En comparación con Código de barras (su segundo disco, editado en 2003) nosotros pensamos que estamos mucho más cerca. Igualmente la idea de la banda es nunca acomodarse; seguir avanzando y buscando es lo real y honesto que puede tener el músico. Las máquinas que no tuvimos esta vez para grabar posiblemente las tengamos para el próximo disco, y eso quizás signifique un cambio dentro del grupo y nuestra música. Pero en vivo creo que sí encontramos una manera de transimitir, y sentimos que el público nos retribuye. Es algo recíproco.

¿Por qué la elección de "Barek" como corte?
La realidad es que nos pareció el tema correcto como para entrar con algo nuevo y que la gente nos preste atención de entrada. Quizás el próximo corte que saquemos sea todo lo contrario. La idea era mostrar un lado más suave si se quiere, y que cuando la gente tenga el disco, se dé cuenta que había otra cara que no habíamos mostrado.

Con disco nuevo en las bateas, solo queda salir a mostrarlo en vivo. Y qué mejor época para hacerlo que el verano: Cielo Razzo estará presentándose en Mar del Plata (11/1), San Bernardo (12/1), Villa Gesell (13/1) y Villa Carlos Paz (17/1). "La idea es esa. Y más ahora que, volviendo a la independencia, la cuestión es más artesanal y hay que cargarse todo en la espalda. Ahora no tenemos un socio que nos respalde con difusión y cosas por el estilo, así que tenemos que salir a tocar". Por otro lado, la banda tiene programado el debut en el Luna Park para mediados de abril, pero Pablo prefiere ser cauto: "La fecha se tuvo que anunciar por una cuestión de tiempo y calendario del lugar. Nosotros tenemos todas las ganas y esperemos que se dé, pero todavía falta bastante".


Cielo Razzo se presenta este domingo 13 de enero en The Roxy Pueblo Límite, Villa Gesell, a las 20. Entradas a través de Ticketek

TE PUEDE INTERESAR