Pampa mía - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

Pampa mía

Con su tercer álbum y un sonido tan fuerte como conciso, Pampa Yakuza profundiza su camino musical. Samba, candombe, chacarera y rock dan vida a su música.

Dentro de la camada de las nuevas bandas con sonido bien porteño y nacional asoma la propuesta de Pampa Yakuza, un banda oriunda de Liniers que ya tiene diez años de historia. Conocidos por estar presentes en muchos de los festivales masivos, los nueve integrantes de Pampa Yakuza apuestan a un sonido conciso con mezcla de samba, candombe, carnavalito, chacarera y rock. Con sus últimos dos discos, Orilla y Único y sentido, es que se tiran para su lado más rockero, mostrando una nueva etapa que según Hernán Saravia –voz líder- el mismo grupo pedía. Así llegan trece canciones frescas y coloridas, características del género que también saben usar los Falsos Profetas, Cruz Maldonado o No te va gustar (al otro lado de la orilla) por nombrar algunos.

Este año tuvieron la oportunidad de mostrar "Único y Sentido", ¿cómo fue la reacción del público ante este nuevo material?
Fue una sorpresa y una satisfacción que la gente haya respondido como respondió. La presentación oficial la vamos a hacer recién en marzo o abril del año que viene, pero con este disco las cosas se dieron a la inversa de cómo trabajamos siempre: entramos a grabar con los temas muy nuevos al estudio y lo sacamos casi sin probarlos en la cancha. De los trece temas sólo tres habíamos tocado en vivo y los diez restantes fueron una incógnita para todo el que nos vino a ver.

¿Sienten que la producción de Pichu de Cabezones mostró su lado más rockero?
En realidad la banda encontró en él lo que estaba buscando. Queríamos tener un giro más crudo, que cuando haya que rockear lo haga y cuando tenga que ir para otro lado también se pueda. Al hacer tantos géneros es un poco complicado dar justo con el tipo que sepa absolutamente de todo. Creo que aprendimos en conjunto y con este disco encaramos justo para donde queríamos.

Único y sentido tiene por primera vez una letra que nos tuya, ¿crees que los otros integrantes se van a empezar a animar a escribir?
No sé, yo nunca tuve el monopolio de las letras, el tema fue que nunca ninguno se arrimó con algo. En esta vuelta Lucho se tiró una letra y justo dio que el tema nos gustaba a todos y quedó. Si la canción nos gusta no tiene nada que ver quien haya puesto la letra, es más bien anecdótico, aunque la banda esté acostumbrada a que sean mías. Este quizás es el puntapié y los otros se vayan destapando también.

En su disco anterior contaron con la participación de Capusotto, ¿cómo vieron su participación en los shows de Soda Stereo?
En realidad no nos sorprende porque es un artista terrible y marca un poco la agenda para un montón de gente que viene de abajo. Nuestra invitación surgió porque el tema deba para hacer un recitado y flasheamos con la figura de él haciéndolo. Tuvimos la suerte de conseguir su teléfono por un lado, y la suerte más grande de que haya participado de onda con nosotros. Estamos muy contentos de que haya ganado un lugar más importante que el que tenía entonces.

La radio siempre jugó un papel importante en la historia de la banda pero a la vez siguieron siendo fieles a su independencia, ¿cómo equilibran esos dos fuertes?
A una banda lo que le interesa es trascender más allá de la sala de ensayo. Uno hace un disco pensando en que la gente lo conozca y cuando sos independiente es más difícil que la cosa suene. Hoy existe la posibilidad de que La Mega te dice si piden tu tema entra en rotación y apuntamos los cañones para ese lado. La vez pasado hicimos lo mismo con El bombardeo del demo pero esta vez sentimos que no daba para eso, es nuestro tercer disco y tiene otras aspiraciones. Nuestra aspiración más grande para este año es que la banda se vaya haciendo cada vez más conocida y que conozcan nuestro estilo.


TE PUEDE INTERESAR